Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La artista sin obra, Irene di Spilimbergo (1538-1559)

El Renacimiento italiano fue uno de los momentos más espléndidos y creativos de la historia del arte. Pintores, escultores, arquitectos, poetas, eruditos, embellecieron todas las cortes italianas con su genio. Pero la gran mayoría fueron hombres. Porque aquellos que hicieron renacer la cultura clásica fueron incapaces de romper con las estructuras patriarcales y continuaron defendiendo un modelo de sociedad en el que las mujeres no tenían otro lugar que el monasterio o el hogar. Así que durante el Renacimiento son escasos los nombres propios de mujeres artistas. Algunas simplemente son eso, nombres.

Este es el caso de Irene di Spilimbergo, pintora, poetisa y virtuosa de la música de quien conocemos su existencia por una recopilación poética de Dionigi Atanagi y el retrato que de ella se hizo en el taller de Tiziano. Irene había nacido el 17 de octubre de 1538, en la localidad de Spilimbergo, situada en la región italiana de Friuli. Su padre, Adriano di Spilimbergo, era miembro de la …

Entradas más recientes

La fotógrafa indestrutible, Margaret Bourke-White (1904-1971)

Música desde la oscuridad, Galina Ustvólskaya (1919-2006)

Una doctora en el frente, Elsie Inglis (1864-1917)

Ayudando a las mujeres hindúes, Pantita Ramabai (1858-1922)

La primera rabina, Regina Jonas (1902-1944)

Luchando por su propia identidad, Lucy Stone (1818-1893)

Una sargento en el ejército chileno, Candelaria Pérez (1810-1870)

Tomando el te en el frente, Dorothie Feilding (1889-1935)

El ama de casa que rescató a las mujeres, Betty Friedan (1921-2006)

La enfermera del castillo, Simone Menier (1881-1972)

La primera masona, Marie Deraismes (1828-1894)