jueves, 2 de julio de 2015

La bruja de Wall Street, Hetty Green (1834-1916)

En 1916, una viejecita de ochenta y un años fallecía en Nueva York, en la casa de su hijo. Vestía ropas viejas y sucias y nada en su apariencia hacía sospechar que acababa de morir la mujer más rica de América. Hetty Green fue durante años una mujer acaudalada, que tuvo en su poder millones de dólares pero que nunca quiso gastar ni uno. Mujer de negocios y experta en finanzas, Hetty se obsesionó toda su vida por amasar una fortuna que le hizo dejar de lado a su marido y sus hijos. Incluso su propia persona. Fue, sin duda, la mujer más rica, pero también la más avara. 

martes, 30 de junio de 2015

El efecto de la sufragista, Matilda Joslyn Gage (1826-1898)

En 1993, una historiadora especializada en el mundo de la ciencia, llamada Margaret W. Rossiter, definía el “Efecto Matilda” para poner de manifiesto la gran diferencia tanto salarial como de reputación que existe en el ámbito científico entre hombres y mujeres. Margaret se había inspirado en una sufragista norteamericana, Matilda Joslyn Gage, quien dedicó su vida a la lucha por los derechos de las mujeres para crear este concepto.

lunes, 22 de junio de 2015

La segunda emperatriz francesa, María Luisa de Habsburgo-Lorena (1791-1847)

En 1810 Napoleón Bonaparte se separaba de su primera esposa, Josefina Beauharnais, quien no pudo darle el heredero ansiado. En su búsqueda de compañera, el emperador francés decidió fijar su interés en las casas reales más antiguas de europa para que su futuro heredero, en caso de tenerlo, fuera de sangre real. La escogida fue María Luisa de Habsburgo-Lorena, hija del emperador austro-húngaro quien sirvió para zanjar uno de los muchos conflictos bélicos que aquellos turbulentos años asolaron la vieja Europa. 

domingo, 21 de junio de 2015

La esposa del duque, Catherine Wellesley (1773-1831)

Durante más de diez años, un joven soldado vivió soñando con una dama de la alta sociedad irlandesa a la que se le había negado la mano por no ser de alcurnia. Aquel joven soldado había marchado a Holanda y la lejana India donde tuvo una carrera militar vertiginosa. En poco tiempo se había convertido en un hombre establecido, con una buena posición y una situación financiera holgada. Dispuesto a reencontrarse con su amada, pidió su mano a su hermano, quien, esta vez sí, aceptó que se convirtiera en su cuñado. Pero los años no habían pasado en balde. La joven y lozana Catherine, que así se llamaba la muchacha, se había transformado en una mujer de treinta años desaliñada y envejecida. Pero él era un hombre de honor y continuó con su compromiso. Pasado el tiempo, se convertiría en el héroe de Waterloo. Ella, una mujer aburrida.

martes, 16 de junio de 2015

La voz romántica, Giuditta Pasta (1798-1865)

Giuditta Pasta fue uno de los exponentes del romanticismo; su voz y su talento sobre el escenario fue comparado tiempo después al de la diva María Callas. Pero su carrera estuvo plagada de altibajos. Su debut supuso un auténtico fracaso, pero Giuditta no se rindió y continuó subiendo a los escenarios de media Europa donde el público se rendía a sus pies. Giuditta Pasta tuvo una carrera muy breve debido precisamente a su característica vocal que mermó sus posibilidades artísticas de manera prematura. Los últimos años de su vida los pasó retirada cerca del lago Como y dando clases de canto, traspasando su gran talento a sus pupilas. 

sábado, 13 de junio de 2015

La elegancia, Dovima (1927-1990)

En noviembre de 2010, la casa de subastas Christie's subastaba una fotografía en la que una bellísima y elegante modelo posaba junto a dos elefantes con un traje de Yves Saint Laurent por la friolera de 841.000  euros. La modelo era una joven estadounidense que se hacía llamar Dovima. Una mujer que encarnó el glamour, la belleza y la elegancia como pocas modelos lo hicieron en los años cincuenta. Protagonizó portadas de las prestigiosas cabeceras de moda como Vogue Harper's Bazaar y fue musa de fotógrafos de gran renombre. Pero detrás de aquella imagen perfecta y misteriosa se escondía la historia de una mujer con una vida sentimental turbulenta, que perdió parte de la fortuna que ganó como modelo y terminó sus días sola y haciendo trabajos de lo más variopintos para poder sobrevivir. 

viernes, 12 de junio de 2015

La escritora rebelde, George Sand (1804-1876)

Vestía pantalones y fumaba en público mientras mantenía romances con interesantes hombres relacionados con la literatura o la música. En el París del siglo XIX, George Sand fue sin duda un terremoto que sacudió los cimientos de la constreñida sociedad decimonónica en la que las mujeres vestían largos e incómodos vestidos y eran, como mucho, ángeles del hogar. Pero George Sand decidió romper moldes, se divorció, vivió con quien quiso y plasmó sus experiencias en una extensa producción literaria. 

jueves, 11 de junio de 2015

La soldadera, Petra Herrera (Siglo XX)

Durante la revolución mexicana de principios del siglo XX, junto a los combatientes, las mujeres, conocidas como soldaderas, se encargaban de la logística en la retaguardia. Hacían la comida, preparaban las zonas de descanso y curaban a los enfermos. Pero algunas de estas soldaderas quisieron hacer algo más y se unieron a los hombres en la lucha armada. El caso más conocido es el de la legendaria Petra Herrera, quien, a pesar de su coraje y valentía, nunca recibió el reconocimiento merecido. 

miércoles, 10 de junio de 2015

La duquesa que quiso ser enfermera, Alicia del Reino Unido (1843-1878)

Tercera hija de la longeva y prolija reina Victoria de Inglaterra, Alicia tuvo una existencia breve y bastante desdichada. Sufrió la muerte de su padre a temprana edad y tuvo que ver a su madre sumida en una profunda tristeza el mismo día de su matrimonio. Un enlace que la convirtió en duquesa de Hesse-Darmstadt, un lugar alejado de su Inglaterra natal en el que no se adaptó con facilidad. Quizás la menos "real" de todos los hijos de Victoria, Alicia quiso estar siempre del lado de los desamparados. Amiga y admiradora de Florence Nightingale, aprendió de la gran enfermera a cuidar a los heridos en la guerra contra Prusia, lo que la enfrentó, por cierto, a una de sus propias hermanas. A pesar de distanciarse de su madre, quien nunca la entendió demasiado, la reina Victoria lloró profundamente la muerte de su primer vástago a la temprana edad de treinta y cinco años. 

martes, 9 de junio de 2015

La mística feminista, Teresa de Cartagena (1425-¿?)

En la Europa medieval se inició la llamada “querella de las mujeres” de la mano de la escritora y feminista Cristina de Pizán. Un tímido paso que no daría sus frutos hasta muchos siglos después pero que sentó las bases del movimiento en defensa de las mujeres. En España, poco tiempo después de que Cristina escribiera su famosa Ciudad de las damas, Teresa de Cartagena escribió en la misma línea de defensa de la intelectualidad de las mujeres. Son dos las obras que se conocen de esta religiosa de origen converso. Una, en la que se lamenta de su sordera, fue de tal nivel místico e intelectual que los hombres eruditos de su tiempo dudaron abiertamente de que una mujer, además sorda, fuera capaz de escribir con tanta clarividencia y erudición. Su segunda obra fue fruto de la necesidad de Teresa de defender su capacidad intelectual y la de todas las mujeres.

lunes, 8 de junio de 2015

La reina díscola, Catalina Howard (1520?-1542)

A principios de los años cuarenta del siglo XVI, cuando Enrique VIII acababa de casarse con su cuarta esposa, éste se fijó en una de las damas de compañía de la poco agraciada Ana de Cleves. La muchacha, Catalina Howard, era prima de la desdichada Ana Bolena y sobrina del duque de Norfolk. Era una dama de gran belleza cuya corta edad, era cinco años más pequeña que la princesa María, no importó al monarca inglés quien se divorció de Ana para casarse con Catalina. Pero esta no se adaptó a la vida en la corte junto a un rey mayor, obeso y en absoluto atractivo. Sus amoríos la llevarían al cadalso. 

domingo, 7 de junio de 2015

En el club de la espía, Etta Palm (1743-1799)

En los años previos y posteriores a la Revolución Francesa, París se llenó de salones políticos e intelectuales en los que se debatía y reflexionaba sobre la situación del país en aquellos tiempos difíciles. Como en otros muchos ámbitos de la sociedad, estos salones eran mayoritariamente masculinos. Algunos empezaron a aceptar de manera tímida la presencia de mujeres; eran conocidos como sociedades mixtas. Etta Palm fue una revolucionaria y espía de origen holandés que fundó el primer club exclusivamente femenino. Las reivindicaciones que en él se debatieron se verbalizaron en su famoso discurso feminista en la Asamblea Nacional. 

viernes, 5 de junio de 2015

La libertadora de Bolivia, Juana Azurduy (1780-1862)

Este fue el título con el que Bolivia nombró en el año 2009 a Juana Azurduy, considerada una de las heroínas de la independencia del país del imperialismo español. Como este, otros muchos honores recibió en vida y tras su desaparición. No en vano, Juana Azurduy lideró con valentía, primero junto a su marido y después en solitario, las guerrillas que se enfrentaron a la guerra contra España. Pero a pesar de haberse jugado la vida por su patria y ver morir a cuatro de sus hijos, Juana terminó viviendo en la indigencia y murió en soledad. 

jueves, 4 de junio de 2015

Una poetisa en el cancionero, Florencia del Pinar (S. XV)

Mujer leyendo
El Cancionero General es una obra del siglo XV que recopila los versos de poetas famosos de su tiempo. Sólo dos son mujeres, la Marquesa de Cotrón y Florencia del Pinar. De Florencia no tenemos retrato, ni biografía. Solamente sus hermosos versos que nos permiten imaginarnos a una dama erudita en la corte de la reina católica declamando bella poesía.

domingo, 31 de mayo de 2015

Una sufragista evangelista, Christabel Pankhurst (1880-1958)

La hija mayor de la famosa sufragista Emmeline Pankhurst, Christabel Pankhurst, siguió los pasos de su madre, como también hicieron sus otras dos hermanas, Sylvia y Adela. Fue quizás la que más cerca estuvo de los ideales de su madre en su totalidad y quien estuvo a su lado en momentos fundamentales como la fundación del partido sufragista del que fueron inspiradoras o uno de los periódicos en favor de los derechos de las mujeres más determinante en su lucha. Fue la única de las hermanas Pankhurst que siguió junto a su madre en lo referente a las ideas pro-belicistas del partido sufragista en la entrada de Inglaterra en la Gran Guerra, mientras sus otras dos hermanas siguieron caminos más pacifistas. Christabel fue una sufragista incansable, que fue encarcelada en varias ocasiones. Pero su labor dio sus frutos y pudo ver a las mujeres inglesas votar y aspirar a ser votadas. Christabel Pankhurst terminó sus días en los Estados Unidos donde se unió a una corriente religiosa evangelista. 

martes, 26 de mayo de 2015

La belleza maldita, María Coronel (1335-1409?)

Cada dos de diciembre, en la iglesia del convento de Santa Inés de Sevilla, se expone el cuerpo incorrupto de la que fuera su primera madre abadesa. Una mujer cuya historia está mezclada con la leyenda. María Coronel, que así se llama nuestra protagonista, vivió la cruenta guerra civil entre el rey Pedro I y su hermanastro Enrique de Trastámara. Su familia y la de su marido se vieron envueltas en las luchas dinásticas y sufrieron dramáticas consecuencias. María perdió a muchos de sus seres queridos y sufrió el acoso del rey Pedro, llamado el Cruel. Desesperada por huir de las garras lascivas del monarca, no dudó en terminar con el origen de aquel acoso, su belleza. María se desfiguró el rostro con agua hirviendo. El rey no la volvió a molestar. 

lunes, 25 de mayo de 2015

La madre en la sombra del ADN, Rosalind Franklin (1920-1958)

En 1962 tres científicos recibían conjuntamente el Premio Nobel de Medicina por sus descubrimientos sobre el ADN. Hacía cuatro años que una de sus colegas de laboratorio había fallecido. Nadie mencionó en la ceremonia de entrega del prestigioso galardón a Rosalind Franklin, una científica que se enfrentó a su familia y a su mundo para dedicarse a su gran pasión. Desde entonces se creó una controversia acerca de la verdadera autoría de los descubrimientos sobre la estructura molecular del ADN. Rosalind había conseguido fotografiar años atrás la estructura helicoidal del ADN en su famosa Fotografía 51. Parece ser que uno de los científicos, con quien tuvo más enfrentamiento a lo largo de sus investigaciones, mostró a otros dos, Watson y Crick, dicha imagen que sirvió para que estos desarrollaran su teoría. Al margen del debate sobre si mereció o no recibir el Nobel, lo cierto es que Rosalind tuvo que luchar toda su vida por defender y justificar sus capacidades científicas por el simple hecho de ser mujer. 

viernes, 22 de mayo de 2015

La Agente Rosa, Andrée Virot (1905-2010)

Más de un siglo vivió Andrée Virot, una mujer que tenía una vida tranquila y nunca se imaginó, como millones de personas en Europa, que su destino se vería truncado para siempre. Era una joven que regentaba un salón de belleza sin más aspiración que tener una vida tranquila y feliz cuando el nazismo sacudió su paz. Andrée se enfrentó a los alemanes ayudando a la resistencia y puso su vida al borde del abismo. Después de ser torturada y llevada a Ravensbruck, un milagro y la grandeza de otro ser humano le dieron una segunda oportunidad. Sin embargo, superada la guerra, la pesadilla de aquellos años oscuros la acompañó el resto de sus días.

jueves, 21 de mayo de 2015

La esposa repudiada, Ana de Cleves (1515-1557)

Cuando Jane Seymour fallecía tras dar a luz al ansiado heredero de Enrique VIII, el monarca inglés quedó profundamente desolado. Dicen que fue a la única mujer a la que amó de verdad. Pero tres años después volvía a contraer matrimonio. Un enlace que se decidió más por cuestiones estratégicas que por razones del corazón. Un rey que había corrido detrás de la belleza de damas como Ana Bolena o la propia Jane, tuvo que casarse con una dama alemana de quien solamente había visto un retrato que en nada se parecía a la realidad. Pero su familia se había enfrentado al Imperio de Carlos V y necesitaba un aliado en el continente. El cuarto matrimonio de Enrique VIII no duró más que unos pocos meses. Por suerte para ella, Ana de Cleves, pudo terminar sus días tranquila como la "hermana del rey" en la corte. 

martes, 19 de mayo de 2015

La Calderona, María Calderón (1611-1646)

De todos es sabido que los reyes, a lo largo de la historia, han tenido hijos legítimos y otros tantos nacidos de sus habituales relaciones extraconyugales. Muchos de aquellos llamados bastardos no tuvieron relevancia para la historia; algunos hicieron carrera eclesiásticas; pocos ejercieron un papel destacado en el gobierno de su padre. Este último fue el caso de Juan José de Austria, hijo ilegítimo del mujeriego Felipe IV, quien aspiró a gobernar junto a su hermanastro Carlos II y para ello se enfrentó a la madre del rey, Mariana de Austria, en varias ocasiones. Mientras el hijo luchaba por el poder, la madre había sido escondida tras los muros de un convento. Atrás habían quedado las luces del escenario y los amoríos reales.