martes, 21 de octubre de 2014

La mujer soldado, Flora Sandes (1876-1956)

El papel que jugaron las mujeres durante la Primera Guerra Mundial se circunscribió básicamente a la sustitución de los trabajadores en las fábricas y a ejercer de enfermeras en los hospitales de campaña. Pero que una mujer estuviera en la primera fila del campo de batalla y fuera reconocida con destacadas condecoraciones no era en absoluto normal. De hecho, a excepción de las mujeres serbias que sí podían ingresar en el ejército, solamente una inglesa, con espíritu aventurero, sorprendió al mundo al convertirse en la primera mujer soldado de la Gran Guerra. Fue precisamente en aquel frente serbio en el que Flora Sandes pudo cumplir su sueño de luchar en el campo de batalla. Lejos estaban las aspiraciones familiares y sociales de convertir a esta hija de un párroco inglés en una dama dedicada a bordar y cuidar de su familia.

lunes, 20 de octubre de 2014

La madre del feminismo español, Concepción Arenal (1820-1893)

Concepción Arenal es uno de los nombres propios del feminismo en nuestro país, de hecho está considerada como una de las primeras mujeres españolas en enfrentarse al orden establecido y defender los derechos de su género. Lo hizo ayudando a los demás y escribiendo textos cercanos que se convirtieron en lectura indispensable para aquellas que siguieron sus pasos en años posteriores. Se vistió de hombre para poder estudiar en la universidad, se casó en dos ocasiones y luchó en favor de los más desfavorecidos. Entre ellos, las mujeres, a las que por primera vez considera como uno más de los grupos sociales marginados. La educación y el respeto hacia ellas como seres humanos y no como flores débiles a las que hay que tratar como si fueran objetos fueron unas de sus principales ideas que defendió a lo largo de su vida.

domingo, 12 de octubre de 2014

La esposa del compositor, Anna Magdalena Bach (1701-1760)

En su partida de defunción se la describió como “mujer pobre”. Anna Magdalena, segunda esposa del compositor Johann Sebastian Bach, murió rodeada de dificultades económicas que no quiso solventar malvendiendo los manuscritos de la obra de su marido. Cosa que sí que harían sus hijos. Tal era el amor que sentía Anna Magdalena hacía su pareja y el talento que lo consagró como uno de los compositores más famosos de la historia de la música. Es más que probable que esta soprano se casara por amor con el que entonces era un viudo con tres hijos muchos años mayor que él. Anna Magdalena no sólo fue una buena esposa y madre, sino que compartió con Bach su pasión por la música colaborando en la transcripción de sus partituras o incluso componiendo, como aseguran algunos expertos.

viernes, 10 de octubre de 2014

La Tintoretta, Marietta Robusti (1560?-1590)

La historia de la pintora Marietta Robusti es la misma que la de muchas otras mujeres artistas que, en su tiempo, tuvieron muchas dificultades para demostrar su talento y conseguir vivir de su arte. Hijas, hermanas o familiares de artistas, esas pintoras tenaces sólo pudieron pintar a la sombra de sus protectores. Con el tiempo se ha descubierto que obras atribuidas a pintores de renombre fueron realizadas por estas mujeres. La Tintoretta es uno de los casos menos conocidos porque aún a día de hoy hay muy pocas obras atribuidas a ella. Protegida por su padre, Marietta vivió muy ligada al gran Tintoretto, del que aprendió e incluso llegó a alcanzar en talento, según algunos expertos.

jueves, 9 de octubre de 2014

El ratón blanco, Nancy Wake (1912-2011)

En la Segunda Guerra Mundial, la resistencia jugó un papel muy importante en la Francia ocupada. Entre sus miles de miembros, conocidos como maquis, una mujer se convirtió en una auténtica pesadilla para la Gestapo, quien puso un altísimo precio a su cabeza y torturó hasta la muerte a su marido para intentar, sin éxito, descubrir su paradero. Nancy Wake era tan escurridiza, que los nazis la apodaron “el ratón blanco”.

jueves, 2 de octubre de 2014

La princesa breve, María Manuela de Portugal (1527-1545)

María Manuela de Portugal escribió una página muy corta de la historia de España. Primera esposa del entonces príncipe Felipe de Habsburgo, quien pocos años después de su muerte se convertiría en Felipe II, su matrimonio duró tan sólo dos años. Con dieciocho años, María Manuela fallecería tras dar a luz al problemático príncipe Don Carlos. Había cumplido con el deber para el que estaba llamada a casarse con un heredero tan poderoso como el de la casa de Austria. Pero pagó un alto precio y el hijo que dejó a Felipe no llegó a reinar teniendo una turbulenta existencia que puso en jaque en más de una ocasión a su padre. 

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Una escritora con muchos nombres, Eleanor Burford (1906-1993)

Posiblemente son muchos los lectores de las extensas y apasionantes sagas escritas por una dama inglesa conocida como Jean Plaidy. Lo que puede que no sepan es que Jean es uno de los muchos pseudónimos que utilizó Eleanor Burford, una más que prolífica escritora del siglo XX que, bajo distintos nombres llegó a escribir más de doscientos libros. Romances, novelas góticas, históricas e inspiradas en clásicos como las hermanas Brönte, Eleanor dedicó su vida a la escritura. A pesar de recibir pocas ovaciones de la crítica, sus libros firmados como Jean Plaidy, Victoria Holt o Philippa Carr, entre otros pseudónimos, fueron grandes éxitos de ventas y aún hoy se siguen reeditando en muchos lugares del mundo.

martes, 23 de septiembre de 2014

Una partera reconocida y pobre, Marie Anne Gillain (1773-1841)

Marie Anne Gillain Victorine fue una de las mujeres más importantes en el mundo de la medicina y la obstetricia del siglo XIX. No sólo escribió manuales de ginecología que serían utilizados por los estudiantes de su tiempo y traducidos a varios idiomas, sino que inventó nuevos artilugios que ayudaron a avanzar en este campo médico. Marie Anne tuvo una vida humilde, criada en un colegio de monjas, se quedó viuda muy joven y vio morir a su hija prematuramente. Al final de sus días se encontraba sumergida en la pobreza.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

La cocinera escritora, Margaret Powell (1907-1984)

Margaret Powell tuvo una vida dura. Nacida en el seno de una familia humilde a principios del siglo XX, a pesar de estar dotada de inteligencia y una fuerza de voluntad imparables, los escasos recursos económicos de su familia impidieron que pudiera aprovechar una beca de estudios. Margaret, como muchas niñas de su tiempo, tuvo que empezar a trabajar en el servicio doméstico. Cuando un día decidió plasmar en un libro sus experiencias, Margaret se convertiría en una de las cocineras más famosas de su tiempo, no tanto por sus guisos sino por su genial testimonio de la vida de aquellos que vivían en El piso de abajo.

sábado, 6 de septiembre de 2014

El ángel de Varsovia, Irena Sendler (1910-2008)

En 1999, un grupo de estudiantes de Kansas que realizaban un estudio sobre el Holocausto judío se toparon por casualidad con el nombre de una mujer polaca y un dato junto al mismo: Irena Sendler, que así se llamaba, había salvado ni más ni menos que a 2500 niños del gueto de Varsovia durante la ocupación nazi. Salía a la luz, más de medio siglo después, la imagen de una ancianita a la que muchos de aquellos niños, ahora convertidos en adultos, reconocieron en los medios de comunicación. La historia de Irena Sendler fue la historia de una mujer valiente y con unos valores puros. Al margen de ideales políticos y religiosos, Irena se jugó de la vida para salvar a seres inocentes de una muerte segura.

jueves, 4 de septiembre de 2014

La inventora del lavavajillas, Josephine Cochrane (1839-1913)

En 1850 Joel Houghton patentó la idea de fabricar un lavavajillas que nunca se llevó a cabo. Unos treinta años después, una mujer patentaría y construiría ella misma la primera máquina para lavar platos de manera mecánica. Esa mujer, Josephine Cochrane, fue una dama de la alta sociedad quien, gracias a su ímpetu y su determinación, puso en el mercado uno de los aparatos domésticos que hoy en día no falta en muchos de nuestros hogares. 

miércoles, 3 de septiembre de 2014

La rosa de Turín, María Victoria dal Pozzo (1847-1876)

Cuando en 1868 Isabel II fue destronada, España quedó en una situación complicada. Mientras unos defendían un cambio de régimen otros abogaban por encontrar un rey en el extranjero. Fueron estos últimos los que consiguieron imponer su decisión liderados por el General Prim. El elegido sería Amadeo de Saboya. Junto a él, llegaría a España su esposa, una dama de ideas liberales, con un triste pasado, inteligente, culta y decidida a ayudar a los más necesitados. A pesar de que el reinado de Amadeo fue efímero (escasos tres años), María Victoria, la reina consorte, quedó en el recuerdo de todas aquellas personas que recibieron su sincera solidaridad. 

martes, 2 de septiembre de 2014

La ministra de la moda, Rose Bertin (1747-1813)

En los años previos a la revolución, mientras el pueblo francés acumulaba crisis económicas y problemas sociales, veían con perplejidad las excesivos gastos de su última reina. María Antonieta, amante del lujo y el desenfreno, organizaba fiestas y gastaba dinero de manera descontrolada. De sus muchos caprichos, la moda fue uno de ellos. Una joven modista que poco antes había llegado a París se convertiría en su confidente en cuestiones de vestimenta y peinado. Rose Bertín, a pesar de ser plebeya y provocar las envidias de muchos miembros de la corte, pasaría a la historia como la primera mujer en convertir en arte del vestir en alta costura.

miércoles, 13 de agosto de 2014

La aristócrata esclava, Dido Elizabeth Belle (1761-1804)

Desde que el mundo occidental empezó a descubrir, invadir, colonizar y esclavizar a negros e indígenas en África o América Latina, fueron muchos los hijos ilegítimos habidos entre los invasores y las mujeres nativas. A menudo dichos hijos eran rechazados y tratados como inferiores por su mezcla de pieles y razas. Pero hubo una mujer, mestiza, que tuvo una vida excepcional y con un destino desconocido hasta el momento. Hija de un aristócrata inglés y una esclava negra, terminó sus días en la Inglaterra esclavista del siglo XVIII como una exótica dama de la alta sociedad londinense. 

lunes, 11 de agosto de 2014

Besando a las estrellas, Annie Jump Cannon (1863-1941)

Animada por su propia madre, Annie Jump Cannon dedicó su vida al estudio de las estrellas. Desde que siendo una niña, observara el cielo en su hogar de Dover, Annie se apasionó por la astronomía. Profesora y amante de la fotografía, catalogó miles de estrellas con un curioso sistema nemotécnico: Oh Be A Fine Girl, Kiss Me (Sé una buena chica y bésame).

Annie Jump Cannon nació el 11 de diciembre de 1863 en Dover, Delaware. Annie era la mayor de tres hermanos del matrimonio Cannon. Su padre, Wilson Cannon, era senador y constructor de barcos que vivía con su segunda esposa, Mary Jump. Fue precisamente Mary, la madre de Annie, quien despertó e impulsó el amor de su hija hacia las estrellas y el mundo de la astronomía. Era una niña cuando Mary le descubrió las constelaciones.

domingo, 10 de agosto de 2014

La segunda reina, María Cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929)

Cuando el 26 de junio de 1878, la amada reina y esposa de Alfonso XII, María de las Mercedes, fallecía de manera prematura, acababa de cumplir los dieciocho años, el rey español quedó sumido en la tristeza y la desesperación. Aquel matrimonio había sido un enlace basado en el amor mutuo, por lo que la pronta desaparición de la reina, amada no sólo por su marido sino también por sus súbditos, fue una desgracia para la corona. Y para la dinastía, pues la jovencísima María de las Mercedes no había tenido tiempo de dar un heredero al trono español. Urgía por tanto, buscar una nueva esposa, reina y futura madre de un príncipe. La elección recayó en una prima lejana del emperador Francisco José. Una mujer poco agraciada físicamente pero culta, inteligente y preparada para llevar las riendas de un país que tuvo que dirigir a la muerte de su esposo. María Cristina fue una buena reina y regente al tener que gobernar sola durante la minoría de edad de su hijo, Alfonso XIII. Pero fue también una mujer triste que nunca pudo llegar a lo más profundo del corazón de su marido.

miércoles, 30 de julio de 2014

La tímida belleza, Lily Elsie (1886-1962)

En la conocida como era eduardiana, una mujer brilló con luz propia en el mundo del espectáculo. Lily Elsie saltó a la fama por su famosa interpretación de “La viuda alegre”, una obra de teatro en la que interpretaba, cantaba y bailaba. Su belleza y sus dotes artísticas la convirtieron en una de las mujeres más fotografiadas de su tiempo a la vez que su estilo creó tendencia. Pero detrás de aquella hermosa y enigmática mujer a la que las mujeres imitaban y los hombres adoraban se escondía un carácter enfermizamente tímido y una salud física y mental débil. 

martes, 29 de julio de 2014

Una Nobel no reconocida, Lise Meitner (1878-1968)

En la edición del año 1944, el Premio Nobel de Física fue otorgado a Otto Hahn. En su discurso de agradecimiento, el galardonado tuvo palabras de reconocimiento hacia una mujer que fue determinante en el descubrimiento de la Fisión nuclear, hallazgo por el que Hahn recibió el Nobel. Aquella mujer era Lise Meitner, a quien la comunidad científica creía como la verdadera ganadora del prestigioso premio. Lise fue una científica que dedicó toda su vida al estudio de la física a pesar de todas las trabas, que no fueron pocas, que tuvo por el simple hecho de ser mujer. Desde tener que trabajar en un taller cercano al laboratorio donde estudiaban sus colegas hasta no cobrar lo mismo que ello, sin contar con su expulsión de Alemania durante el nazismo por sus orígenes judíos. Pero Lise Meitner no se arredró por todas las dificultades que tuvo en su vida. Fue, sin duda, una trabajadora incansable y una investigadora apasionada.

martes, 22 de julio de 2014

Una espía inglesa en la Francia ocupada, Yvonne Cormeau (1909-1997)

Yvonne Cormeau fue una mujer valiente que hizo un destacado servicio en Francia durante la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial. Su buen conocimiento del idioma y la valentía que la caracterizaban la convirtieron en un miembro destacado de los servicios secretos aliados que puso en jaque a la Gestapo que nunca pudo cogerla, aunque estuvieron constantemente pisándole los talones. Más de cuatrocientas comunicaciones por radio en las que informaba sobre movimientos enemigos y boicots de líneas telefónicas fueron algunos de los hechos clave de la espía conocida como Annette cuyo papel obtuvo el más alto reconocimiento de Francia e Inglaterra.

lunes, 21 de julio de 2014

Fotografiando la Gran Guerra, Christina Broom (1862-1936)

La Primera Guerra Mundial fue uno de los primeros conflictos armados retratados con técnicas fotográficas. Imágenes que inmortalizaron momentos terribles de la historia. Tras aquellas cámaras rudimentarias, hombres y mujeres que ayudaron a crear un ingente fondo visual que ayudaría a las generaciones venideras a hacerse una idea de la crueldad de aquel conflicto global. Christina Broom fue una de aquellas personas, considerada la primera mujer fotoperiodista inglesa y de las primeras de la historia. Autodidacta y con una afición tardía, convirtió la necesidad de ganarse la vida en una profesión que no abandonó. A pesar de que Christina no estuvo nunca en el frente, sus imágenes de soldados consiguieron plasmar el temor, la incertidumbre y la desesperanza de aquellos hombres que marchaban a la guerra sin saber su destino. Christina Broom se convirtió también en testigo de los movimientos sufragistas y de alguno de los acontecimientos más importantes de la historia de su país.