domingo, 12 de junio de 2011

Primera dama, Martha Washington (1731-1802)

En vida se la conocía como Lady Washington, pero Martha Dandridge Custis Washington pasó a la historia por ser considerada la primera de una larga lista de primeras damas de los Estados Unidos. A pesar de no aceptar el nombramiento de su segundo marido como presidente del nuevo estado americano, Martha estaría a su lado en la vida privada y en la vida pública, llegando a acompañarlo incluso al campo de batalla.

Joven aristócrata
Martha Dandridge nació el 2 de junio de 1731 en el estado de Virginia. Pertenecía a una familia acomodada. Su padre, propietario de la plantación de Chestnut Grove, se había casado con Frances Jones, con quien había tenido ocho hijos, de los cuales Martha era la mayor.

Tras una infancia feliz, en la que recibió una buena educación, la joven se casó en 1750 con Daniel Parke Custis, un rico propietario de una plantación casi viente años mayor que ella. Instalados en la plantación White House, la pareja tuvo cuatro hijos de los cuales sólo dos llegaron a la edad adulta, Jonh y Martha.

Viuda rica
Siete años más tarde, la muerte de su marido convertía a Martha en una joven viuda de poco más de 25 años. Heredera de una gran fortuna, Martha supo administrar y controlar lo que su marido le había dejado, 17500 acres de tierra y casi 300 esclavos.

Esposa del presidente
Poco tiempo después, el 6 de enero de 1759, Martha volvía a casarse. El afortunado fue un joven coronel, George Washington. Instalados en Mount Vernon, Martha y George pasaron unos años felices cuidando de los dos hijos de Martha y otros familiares, puesto que la pareja nunca tuvo hijos.

Sin embargo, Martha pronto tendría que sufrir la muerte de su hija provocada por una crisis epiléptica y posteriormente la de su hijo, enfermo de tifus.

Cuando estalló la revolución americana, Martha no dudó en seguir a su marido, nombrado Comandante en Jefe del Ejército americano, hasta el campo de batalla.

Cuando en 1798 el Colegio Electoral escogió de manera unánime a George Washington como presidente del nuevo estado confederado, Martha no estaba presente. Se había negado a asistir pues no estaba de acuerdo en la elección de su marido para ese importante cargo.

Primera dama
A pesar de no apoyar la causa de George Washington, Martha, conocida entonces como Lady Washington ejerció un papel destacado y determinante al lado de su marido en Nueva York y Philadelphia, capitales entonces del nuevo estado. Martha iniciaba el camino de las primeras damas norteamericanas.

Retiro en Mount Vernon
En 1797, George Washington dejaba la presidencia de los Estados Unidos. Con gran alegría, Martha pudo regresar con su marido a Mount Vernon, donde vivirían hasta el fin de sus días. Pero aquella existencia tranquila duraría muy poco tiempo. No se habían cumplido dos años de la llegada a Mount Vernon, cuando George Washington moría de una repentina infección.

Viuda de nuevo, Martha se volcó en el cuidado de sus nietos y vivió una vida de piedad hasta su propia muerte, acaecida el 22 de mayo de 1802.

 Si quieres leer sobre ella

Página web
http://marthawashington.us/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada