lunes, 13 de junio de 2011

Desnudo reivindicativo, Lady Godiva (1040-1080)

"Lady Godiva" (1898), por John Collier (1850-1934)
No es extraño ver en la actualidad mujeres famosas que utilizan el desnudo de su cuerpo para llamar la atención sobre alguna injusticia social o reivindicar alguna cosa. Esto en el siglo XXI. Pero que una mujer del siglo XI, en plena Edad Media, se atreviera a desnudarse por el bien de otros, no era demasiado común, y más bien, algo peligroso. Pero Lady Godiva no dudó en acerlo en favor de los derechos de los súbditos de su esposo.

Un regalo de Dios
Godiva es una latinización del verdadero nombre de la esposa del conde de Chester, Godgifu. Su significado era regalo de Dios. Lady Godiva vivía una vida tranquila al lado de Leofric, quien también era conde de Mercia y señor de Convetry.

El nombre de Lady Godiva aparece en el Liber Eliensis, un libro de la abadía de Ely escrito en el siglo XII. Según este texto, era una joven viuda cuando se casó con Leofric. Ambos aparecen como importantes y generosos benefactores de abadías como la benedictina de Coventry.

Una arriesgada apuesta
Sin embargo, el conde no trataba con demasiada justicia a sus vasallos, a los que oprimía con tributos abusivos. Godiva vio cómo la ambición de su esposo crecía al mismo ritmo que disminuían los ingresos y derechos de sus súbditos. Solidarizada con ellos, pidió al conde que mejorara su situación. La respuesta de Leofric fue que así lo haría si ella aceptaba el reto de pasearse desnuda por las calles de Coventry a lomos de un caballo. Para sorpresa de su esposo, Godiva aceptó.

Tom el mirón
Lady Godiva pidió como única condición que todos los vecinos se encerraran en sus casas y no miraran su osado paseo a caballo. Solamente uno de ellos no cumplió lo establecido. Era Tom, un sastre del pueblo, quien, según la tradición no pudo resistir mirar a su señora desnuda. El sastre Tom fue el origen de la expresión Peeping Tom, el “Mirón Tom”.

Más allá del mito
Cuando Leofric murió en 1057, Lady Godiva se convirtió en dueña de las tierras de su marido. Fue una de las pocas mujeres que mantuvieron sus posesiones tras la conquista de Guillermo de Normandía en 1066. Lady Godiva murió alrededor de 1080 y es probable que fuera enterrada al lado de su marido.

Sea o no cierta la historia de Lady Godiva y su cabalgada desnuda en defensa de sus vasallos, lo cierto es que simboliza la valentía de una mujer en un tiempo oscuro.

6 comentarios:

  1. Me ha encantado la historia y también el cuadro es un ejemplo de pintura modernista, te paso el crédito de la foto por si lo quieres añadir;
    "Lady Godiva" (1898), por John Collier (1850-1934)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Silvia, normalmente no pongo la leyenda pero ya que me la has pasado, la incluyo. Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado leer esta historia, claroe sta que llegue aqui por la imagen =)

    ResponderEliminar
  4. Una historia excelente que no solo muestra su carácter sino tambien su inteligencia... saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo me pregunto: ¿qué objetivo tiene sacrificar de semejante modo la imagen propia, nada más con motivación en el bien de otro? ¿No será que sólo la mujer y su absurdo altruismo es capaz de soportar semejante verguenza, nada más para que otros disfruten de su sacrificio? Entonces, ¿sería grosero pensar que, bajo tales premisas, la esencia de la mujer radica, precisamente, en su ansia de actuar como un medio para ser usado; como un puente por el que otros puedan cruzar? Yo les aseguro que una mujer pedagoga, dificilmente podrá ser igualada por un hombre a la hora de analizar una cuestión psicologica.

    ResponderEliminar