miércoles, 4 de noviembre de 2015

A la sombra de Alberti, María Teresa Goyri (1903-1988)

El gran poeta Rafael Alberti amó hasta el final de sus días a una mujer extraordinaria. Una mujer con la que compartió las penalidades de la guerra y el exilio pero también el amor por las palabras. María Teresa Goyri no fue, solamente, la mujer del poeta. Fue también, y sobre todo, una magnífica escritora de la Generación del 27 cuya obra, por desgracia, aún hoy no es ampliamente conocida. Nacida en un mundo culto y burgués, dejaría todos los lujos que tenía a su alcance y una vida acomodada para alcanzar el sueño de la intelectualidad. 

María Teresa León Goyri nació el 31 de octubre de 1903 en Logroño, en el seno de una familia acomodada. Su padre, Ángel León, era coronel del ejército y su madre, Olivia Goyri era prima de María Goyri, esposa de Ramón Menéndez Pidal. María Teresa creció en un ambiente culto, no en vano, su tía María había sido una de las primeras mujeres de la historia de España en conseguir un doctorado en Filosofía y Letras. Aún así, a pesar de tener a su alcance un mundo ilustrado, su familia y su entorno no vio con buenos ojos que la joven María Teresa quisiera continuar estudiando más allá de los catorce años, edad en la que se consideraba que una chica ya había alcanzado todo el conocimiento al que podía aspirar. 

Tenía solamente diecisiete años cuando contrajo matrimonio con Gonzalo Sebastián Alfaro, con el que tendría dos hijos y de quien se separaría antes de cumplir una década juntos. En aquel tiempo, María Teresa Goyri inició su carrera como escritora publicando artículos en el Diario de Burgos bajo el pseudónimo de Isabel Inghirami y que desterró poco tiempo después para firmar con su propio nombre. A punto de finalizar la década de 1920, publicaba su primera obra, Cuentos para soñar. Por aquel entonces, fue cuando María Teresa conocería al gran amor de su vida, al poeta Rafael Alberti, con quien se casó por lo civil en 1932.




Empezaba entonces una larga vida juntos en la que viajaron por toda Europa, continuaron escribiendo y fundaron la revista Octubre. El golpe de estado militar del 36 cogió a la pareja en Ibiza, de donde escaparon consiguiendo llegar a Madrid. En los primeros meses de la guerra civil, María Teresa se volcó en el mundo del teatro madrileño, se afilió junto con Alberti al Partido Comunista y se vinculó a la Alianza de Escritores Antifascistas. Junto con otros intelectuales de la Generación del 27, participó también en la Junta de Defensa del Tesoro Artístico Nacional que luchó por mantener intactas obras de arte amenazadas por los bombardeos. 

El final de la guerra supuso el inicio de un largo exilio que los llevó primero a París y después a Argentina, donde permanecieron más de dos décadas y donde nacería su única hija Aitana. En 1963 se trasladaron a vivir a Roma hasta que en abril de 1977 pudieron regresar a España.




Por aquel entonces, María Teresa ya sufría el mal de Alzheimer que la condenó al ostracismo de un sanatorio madrileño en el que fallecería el 13 de diciembre de 1988.

A pesar de la gran valía que se le reconoce a María Teresa Goyri como escritora, a día de hoy, aún no se han publicado en España todas sus obras. 

 Si quieres leer sobre ella 


Las Sinsombrero
Tània Balló

1 comentario:

  1. xq Goyri si tod@sla conocemos como MARIA TERESA LEON ...8ncluso su hija Aitana es Alberti León

    ResponderEliminar