viernes, 31 de enero de 2014

La creadora de Mary Poppins, Pamela Lyndon Travers (1899-1996)

La famosa película de Walt Disney, Mary Poppins, se inspiró en la primera novela de éxito de una escritora inglesa de origen australiano. Pero ni la adaptación de Hollywood tuvo nada que ver con la obra original, ni la vida de su autora fue un ejemplo de mujer entrañable y amorosa con los niños. Y es que la vida de Pamela Lyndon Travers fue una vida llena de dificultades económicas y de lucha personal de una mujer más bien hosca, encerrada en sí misma que buscó siempre su propio interés. Pamela, quien no dudó en separar a dos hermanos gemelos huérfanos para quedarse con el más sano y más adecuado según unas indicaciones astrológicas, convivió durante 30 años con una mujer sin importarle las habladurías y dejó escrito en su testamento que ningún americano pudiera nunca adaptar su obra literaria. 

Una infancia triste en Australia
Helen Lyndon Goff nació el 9 de agosto de 1899 en Maryborough, Queensland, en Australia. Era la mayor de los tres hijos de Travers Robert Goff, un banquero arruinado y demasiado amante del alcohol, y Agnes Morehead, sobrina del que fue presidente de Queensland años antes.

Cuando Lyndon, como la llamaban los suyos, tenía siete años, su padre falleció de un ataque epiléptico. Su familia quedaba entonces en una complicada situación económica por lo que tuvo que pedir ayuda a su rica tía y se trasladaron a vivir a New South Wales donde vivieron durante una década. 

Mirando al viejo continente
Lyndon era una niña cuando ya empezó a escribir y publicar algunos textos en periódicos locales. La pequeña también amaba la interpretación y viajó durante un tiempo con una compañía shakespeariana por Australia y Nueva Zelanda. Pero Lyndon siempre pensó que su oportunidad llegaría en la vieja Europa a la que se dirigió en el año 1924 y donde empezaría a escribir bajo el sobrenombre de P.L. Travers. 

Pamela tuvo la ocasión de conocer en un viaje a Irlanda al poeta George Williams Russell, quien aceptó publicar algunos de sus poemas, y otros literatos irlandeses que la ilustraron en el mundo de la mitología. También conoció al místico George Gurdjieff quien impresionó mucho a la joven escritora.

Dando vida a la niñera
En 1933 Pamela empezó a escribir la que sería su mayor éxito literario, la novela Mary Poppins. Publicado al año siguiente, la historia de una niñera un tanto peculiar continuó en varias secuelas posteriores. A pesar de que Mary Poppins fue su principal éxito, Pamela no renunció a escribir otro tipo de novelas y nunca dejó la poesía.

En aquellos años Pamela vivió en Londres y después en Sussex al lado de su amiga Magde Burnand con la que se dijo que tuvo una relación sentimental.

La crueldad de una madrastra
A principios de los años 40, Pamela decidió que quería ser madre y se dispuso a adoptar un bebé. El elegido fue un pequeño huérfano que estaba al cargo de sus abuelos junto con sus seis hermanos. Lo terrible fue que el bebé tenía un hermano gemelo y, a pesar de las súplicas de sus abuelos, Pamela no aceptó quedarse a los dos y escogió a Camillus, guiada por unas indicaciones astrológicas. 




La cruel decisión de Pamela no le debió remover la conciencia. Es más, hizo creer a Camillus que ella era su verdadera madre y que su padre había fallecido en un terrible accidente. Pero cuando el niño descubrió por casualidad 17 años después que tenía un hermano gemelo y otros cinco hermanos, la tragedia estaba asegurada. Camillus se sumergió desde entonces en la tristeza y el alcohol.

Un éxito envenenado
Mientras Pamela intentaba construir una extraña familia, al otro lado del Atlántico la hija del magnate del cine infantil pidió a su padre que hiciera todo lo posible para convertir en película su novela preferida, Mary Poppins, precisamente. Empezaba entonces una larga y complicada negociación entre Walt Disney y la escritora y que se alargó casi 20 años. 




En 1964 se estrenaba el film en el que Julie Andrews dio vida a la niñera que aparecía volando por el cielo de Londres. La relación entre Walt y Pamela se deterioró tanto que esta no fue invitada ni al estreno. Pero consiguió colarse y presenciar una gran decepción al ver el resultado de la adaptación de su obra. Pamela salió totalmente indignada y no consintió volver a negociar con Walt Disney ni con ningún otro productor americano. 




De nada sirvió el gran éxito de taquilla, los cinco Oscars ni todo el dinero que recaudó la película. Pamela no aceptó continuar adaptando las secuelas de Mary Poppins. 

Pamela Lyndon Travers pasó los últimos años de su vida sola en Londres hasta que falleció a los 96 años el 23 de abril de 1996. 

 Película que habla de ella 

Al encuentro de Mr. Banks

10 comentarios:

  1. Acabo de descubrir tu blog y me he quedado atrapada en él durante un buen rato.
    Me encantará continuar conociendo a más Mujeres en la Historia.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias por tu trabajo. De destacar que en el primer párrafo cuentes lo grueso para despues desmenuzar con pinceladas certeras el resto

    ResponderEliminar
  3. ... una mujer hosca (no osca)

    ResponderEliminar
  4. Yo también acabo de descubrir este blog... muy interesante! Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Me gusto mucho este blog ,es interesant dscubrir la vida d mujeres q son parte d nuestra vida

    ResponderEliminar
  6. No sabía nada de la autora de Mary Poppins, pero me alegro no haber sabido nada de esta mujer. Por lo que he podido entender, era una auténtica bruja. Tan vez la extraordinaria película de Wald Disney me había hecho entender una persona diferente la autora del libro.
    Gracias por la información

    ResponderEliminar
  7. Soy una niña que queria hacer una exposicion sobre la creadora de Mary Poppins y esta pagina web me ha ido genial.
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  8. Me gustaría poder leer la versión de la autora sin la intervención de Disney, para poder comparar.

    ResponderEliminar
  9. Vaya. No sabéis lo que me alegro de ver que se reconocen los méritos de la creadora de Mary Poppins. Eso me da fuerzas para sobrellevar la situación que vivo desde hace unos cuatro años, cuando me vi convertida en niñera -más bien forzosa- de unos nenes -Iñaki Vladimir, Ludmila, Devorgila...- un tanto especiales que...
    En fin, es largo de explicar. Prefiero que lo descubráis poco a poco en elblogdeludmila.wordpress.com. Allí hago terapia -de choque- cada sábado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. hola, hay una frase de p.l. travers, q no la encuentro, espero me puedas ayudar.

    Es algo como, las ideas andan por el mundo, solo hay q encontrarlas, o esperar q caigan sobre ti, o algo asi, jeje

    JoseAntonio

    ResponderEliminar