martes, 3 de septiembre de 2013

La dama de los derechos raciales, Rosa Parks (1913-2005)

Muchos años después de la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos, la igualdad racial no se había conseguido aún a principios del siglo XX. Los negros vivían en guetos y debían seguir estrictas normas en los lugares públicos. Muchas personas llevaban tiempo luchando contra todas aquellas injusticias. Pero Rosa Parks se convirtió en un símbolo y un icono de aquella batalla contra la desigualdad racial al negarse a ceder su asiento a un hombre blanco en el autobús.

La niña negra que iba a pie al colegio
Rosa Louise McCauley nació en Tuskegee, Alabama, el 4 de febrero de 1913. Su madre, Leona, era profesora, y su padre, James, carpintero. Rosa fue una niña de complexión débil que tuvo que sufrir la separación de sus padres cuando era muy pequeña.

Rosa se crió en la granja de sus abuelos maternos donde se trasladó con su madre y su hermano pequeño. Hasta los once años estudió en una escuela rural y más tarde ingresó en la Escuela Industrial para Chicas de Montgomery. La mala salud de su abuela y su madre la obligaron a dejar los estudios. Aun así, en los años en los que asistió a la escuela ya fue testigo de la discriminación racial. Mientras los niños blancos podían ir al colegio en autobús, los niños negros debían hacerlo a pie.

En aquellos años de su infancia fue también testigo de algunos de los actos racistas perpetrados por el Ku Kux Klan.

La chica negra que terminó el instituto
En 1932 rosa se casó con un peluquero de Montgomey implicado en distintos actos reivindicativos en favor de los derechos de los negros. Un año después, siendo ya la señora Parks, Rosa consiguió reemprender y terminar sus estudios en el instituto, algo realmente extraordinario pues muy pocos chicos de color, y menos si eran mujeres, llegaban a estudiar.

Una década después, en 1943, Rosa empezó a trabajar activamente en movimientos en favor de los derechos civiles hasta el punto de ser elegida secretaria en Montgomery de la NAACP, Asociación Nacional por el avance de las personas de color. 




La mujer negra que no cedió su lugar a un blanco
Fue en aquellos años de activo trabajo en la NAACP cuando tuvo lugar el incidente que la haría famosa. El 1 de diciembre de 1955, en un autobús de Montgomery no cedió su sitio a un hombre blanco tal y como mandaban las leyes raciales. Su negativa a obedecer al chófer del autobús fue motivo de detención por haber alterado el orden público. Tuvo que pagar una multa de catorce dólares.

La detención de Rosa indignó a la comunidad negra de Montgomery donde un pastor baptista llamado Martin Luther King decidió iniciar una protesta en todos los autobuses públicos de la zona. La repercusión de los actos reivindicativos supuso la eliminación de aquella norma de segregar a negros y blancos en los autobuses públicos.

Convertida en un icono de la lucha racial, Rosa y su marido se marcharon a vivir a Detroit donde continuó trabajando hasta su muerte por los derechos de los negros en Estados Unidos.




Su trabajo incansable le valió varios reconocimientos públicos, entre ellos la medalla de oro del Congreso y la medalla Spingarn de la NAACP.

Rosa Parks falleció el 24 de octubre de 2005 en Detroit. Fue la primera mujer cuyos restos fueron honrados en la Rotonda del Capitolio.

9 comentarios:

  1. esta mujer es una de las mas grandes y revolucionarias q han existido

    ResponderEliminar
  2. Ella sí que es una gran heróina por los derechos de su comunidad en aquellos años de discriminación racial en EE UU.Vidas como la de esta valiente mujer que se atrevió a desafiar las leyes raciales de entonces solo por negarse a cambiarse de sitio en el autobús o Martin Luther King deben ser un gran ejemplo para nosotros, para aprender a querer, a valorar y a respetar al otro sin importar el color de su piel o cualquier otro motivo.
    Yo creo en la igualdad y fraternidad entre todos y todas independientemente de su color de piel porque Dios nos creó a su imagen y semejanza y para Él todos somos sus hijos por igual, da igual las diferencias entre nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Trasladándonos a aquella época, debió de ser todo un acto de valentía y de decir: "basta ya". Otra mujer en la historia de las revolucionarias que debemos recordar de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  4. Rosa Parks, fuiste GRANDE y lo serás donde quiera que estés.

    TODOS CONTRA EL RACISMO.

    He visto llorar a mi madre viendo películas donde las personas de color eran humilladas incluso asesinadas.
    ODIO el RACISMO.
    Se me ha educado para la IGUALDAD DE CLASES

    Este es un tema que me conmueve mucho.

    LAS PERSONAS DE COLOR SON MARAVILLOSAS AL IGUAL QUE LAS DEMÁS.

    Sue

    ResponderEliminar
  5. No importa el color, la raza ni la clase social, siempre hay una persona valiente que planta cara a las desigualdades. Afortunadamente!!

    ResponderEliminar
  6. Que acto heroico! y que precendente que sentó esta gran mujer!

    ResponderEliminar
  7. Eso si que es una mujer defendiendo sus derechos porque
    todos somos iguales da igual el color de nuestra piel
    siempre hay que dar la cara .
    fue una gran acto heroico y un hecho que quedara siempre en la Historia .
    porque seamos de donde seamos nadie es diferente .

    ResponderEliminar