lunes, 22 de agosto de 2011

La rosa blanca de Stalingrado, Lily Litvak (1921-1943)

El 1 de agosto de 1943 un avión de combate caía abatido en un lugar desconocido de la zona del Donbass, en Ucrania, en la conocida como la Batalla de Kursk. Los cazas alemanes habían abatido a una de las mejores mujeres piloto de la historia: Lily Litvak.

Una aviadora precoz
Lidia Litvyak nació en Moscú el 18 de agosto de 1921. Desde muy joven, Lily demostró un interés inusitado por el mundo de la aviación. Tenía solamente 14 años cuando empezó a recibir clases de aviación. Un año después ya pilotaba y pocos años más tarde recibía la licencia de instructora de vuelo.

Las mujeres piloto
Lily tenía 20 años cuando la Unión Soviética se vio amenazada por los ejércitos nazis. Ella como muchas otras mujeres, no dudaron en ofrecerse voluntarias y alistarse en el ejército haciendo múltiples tareas. Aquellas que conocían el mundo de la aviación formaron el conocido como Grupo Aéreo 122, en el que sólo había mujeres, muchas de las cuales harían importantísimas misiones recibiendo numerosas condecoraciones a lo largo de la Segunda Guerra Mundial.

La joven piloto tuvo que mentir en su historial de vuelo para ser aceptada en la aviación militar debido a su corta edad y falta de experiencia. Al final fue aceptada e inició su participación en el conflicto bélico con un avión de caza Yakovlev Yak.

Una rosa muy temida
El avión de Lily sobrevoló el cielo de importantes batallas como la de Stalingrado consiguiendo derribar hasta 12 aviones alemanes en solitario. Ninguna mujer hasta la fecha ha superado esta cifra.

Así, su fama se extendió entre las líneas enemigas que identificaban su avión con facilidad gracias a una lila blanca pintada en su avión, que de lejos parecía una rosa, origen de su famoso apodo, la Rosa Blanca de Stalingrado.

Una rosa abatida
Tras varios accidentes y múltiples éxitos, Lily Litvak llegó a Comandante del tercer escuadrón, de la 73º Regimiento de la Guardia. A pesar de caer herida en varias ocasiones, Lily no desfalleció y continuó luchando y subiéndose a su temido avión. El 1 de agosto de 1943, pilotaría por última vez.

Después de tres misiones victoriosas a lo largo de aquel fatídico día, Lily volvió a salir en su cuarta y última misión. Atacada por sorpresa por varios aviones alemanes, el Yakovlev de Lily fue finalmente abatido. Su joven y pequeño cuerpo de 21 años no se encontró.

La búsqueda de Lily
Inna Pasportnikova, la mecánica de Lily, pasó muchos años buscando en la zona los restos de su querida amiga. Tras un largo periplo, en 1979 consiguió encontrarla. A pesar de que algunas voces pusieron en duda que Lily hubiera sido de verdad encontrada, años después, en 1990, el entonces presidente de la URSS, Mijaíl Gorvachov, condecoró a Lily Litvak con la merecida Estrella de Oro de Heroína de la Unión Soviética.

 Si quieres leer sobre ella



Las brujas de la noche
Lyuba Vinográdova

4 comentarios:

  1. Me ha encantado conocer esta historia. La vida de las mujeres piloto me parece muy apasionante. Y una pionera en un mundo de hombres. ¿Sabes si existe alguna novela o película basada en la vida de este personaje?

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te haya gustado. Estuve buscando bibliografía sobre Lily espcífica pero sólo encontré textos en ruso. Su historia la he rescatado de una historia general de mujeres.

    ResponderEliminar