lunes, 17 de enero de 2011

Un genio silenciado, Maria Anna Mozart (1751 - 1829)

Maria Anna Walburga Ignatia, hermana mayor de Mozart, fue una niña prodigio como su hermano. Ambos unidos por la mutua admiración infantil y la interpretación musical, fueron exibidos por su ambicioso padre por las cortes de Viena y París. Pero mientras Mozart continuó con su carrera musical, Maria Anna tuvo que abandonarla por su papel de madre y esposa.

La hermana mayor, “Nannerl”
Maria Anna, conocida también como “Nannerl” o “Marianne”, era la mayor de los cuatro hijos del matrimonio Mozart. Nació el 30 de julio de 1751. A los siete años, ante la atenta mirada de Wolfgang, su padre Leopoldo empezó a enseñarle a tocar varios instrumentos. Pronto destacó como genial intérprete en clave y piano. A sus clases se uniría pronto su hermano pequeño, compañero también de sus juegos en los que crearon un mundo de fantasía y se hicieron inseparables.

Cuando Leopold Mozart decidió mostrar al mundo el prodigio de su hijo Wolfgang, también se llevó a Marianne. Las cortes de París y Viena fueron testigos de la genialidad de los dos hermanos por igual. Pero mientras Wolfgang estaba destinado a continuar exprimiendo su genialidad, a la joven casadera Marianne se le terminaba el tiempo.

El matrimonio como principal ocupación
En el siglo en que vivió la joven Nannerl no había lugar para mujeres excepcionales, o al menos así lo dictaba la tradición y la costrumbre. Sólo un carácter valiente y rebelde hubieran conseguido poner a la hermana de Mozart a su misma altura en la historia de la música. Pero Nannerl se mostró siempre sumisa a los designios de su padre y dispuesta a aceptar el destino que le tocaba como mujer.

Nannerl no sólo tuvo que abandonar su espléndida carrera como intetérprete sino que también tuvo que renunciar a un verdadero amor, el capitán y tutor Franz D'Ippold, por el marido que su familia le había escogido para ella. Su carácter obediente contrastaba con los constantes actos de desobediencia de su hermano a quien no gustaba en absoluto que Nannerl acatara todas las órdenes de su padre. A pesar de los esfuerzos de Wolfgang porque su hermana siguiera los dictados de su propia voluntad, Nannerl aceptó casarse con la elección de Leopold, un magistrado millonario llamado Johann Baptist Franz von Berchtold zu Sonnenburg.

Así Nannerl pasó de ser una joven prodigio a conventirse en la rica esposa de un magistrado. Se hizo cargo de cinco hijos que su marido ya tenía de dos matrimonios anteriores y de los tres hijos que tuvo con él. Sin embargo, el mayor de estos, llamado Leopold, fue criado por su abuelo, no se sabe a ciencia cierta si para convertirlo también en un genio de la música como Wolfgang o por otras razones desconodidas.

Lo que pudo ser y nunca fue
Marianne hubiera sido probablemente el alter ego femenino de su hermano Wolfgang. Según unas cartas que éste escribió a su hermana en las que alababa sus obras, Marianne podría haber iniciado su carrera como compositora aunque nunca se conoció ninguna pieza musical suya. Lo que sí está claro es que fue una genial intérprete y que podría haber llegado muy lejos en el mundo de la música si los corsés de la época y su propia voluntad no lo hubiesen impedido. Su particular contribución fue sin duda la inspiración de varias de las geniales obras de su hermano.

A pesar de quedarse ciega, continuó ejerciendo como profesora de piano y tocando este instrumento hasta su muerte el 29 de octubre de 1829.

 Si quieres leer sobre ella 

Nannerl, la hermana de Mozart, Rita Charbonnier
Género: Novela histórica
El reino secreto. Los hermanos Mozart
Sofía Rhei





 Si quieres leer sobre ella 


Nannerl

10 comentarios:

  1. Molt interesant, no en sabia res d'ella i la pel·licula te molt bona pinta. Gràcies Sandra.

    ResponderEliminar
  2. Una corrección: Ella fue intérprete en Clavecín.... el Piano como tal aún no existía en esa época.
    Buenísimo Blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento corregirte, pero el piano, en la época en que nacieron Wolfgang y Nannerl, ya llevaba en el mundo más de 50 años. El primer prototipo de Cristofori data de 1700. Los hermanos Mozart nacieron, respectivamente, en 1751 y 1756. De hecho, W.A. Mozart tiene 27 conciertos para este instrumento, llamado pianoforte en la época. Esto no quiere decir que no tocasen el clavecín, que se seguía usando, aunque cada vez iba cayendo más en desuso.

      Eliminar
    2. Siento corregirte, pero el piano llevaba en el mundo más de 50 años cuando nacieron Nannerl y Wolfgang (1751 y 1756, respectivamente).El prototipo de Cristofori (inventor del "clavecin col piano e forte", esto es, el pianoforte)data de 1700. Es más, era el instrumento favorito de Wolfgang Amadeus Mozart, que tiene 27 conciertos y 18 sonatas dedicadas a este instrumento.Eso no quiere decir que no tocasen el clavecín, aunque en su época ya estaba cayendo en desuso, e iba siendo relegado, cada vez más, por el pianoforte.

      Eliminar
    3. Hola y disculpen si hago una pequeña puntualización en esta polémica clave/piano defendiendo un tanto lo comentado primeramente por Anónimo pero recuerdo haber leido una carta de Amadeo, ya emancipado, a su padre donde le hablaba con juvenil entusiasmo de su descubrimiento del piano alabando sus muchas posibilidades. Sin negar el evidente dato objetivo de las fechas de invención del instrumento y nacimiento de los artistas, resulta claro que para los Mózar el piano no existía en su infancia y que sus primeras turnés fueron luciendo sus habilidades con un clave.
      Por otra parte, he de confesar que, visto desde mi postura, ese descubrimiento tuvo el efecto negativo de desplazar el interés compositor de Amadeo preferentemente al piano dejando de lado otros instrumentos que, objeto de su atención, posiblemente hubiese explorado hasta extraer de ellos un potencial que sólo mucho más tarde se hallaría. El ejemplo para mí más evidente es el del violín, instrumento al cual no volvería a componer otro concierto.
      Un saludo y gracias.

      Eliminar
  3. Enhorabuena por tu blog. Si Maria Anna Mozart hubiera continuado su carrera musical, ahora mi hijo estaría escribiendo un trabajo sobre ella y no solo sobre su hermano.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de veure el film. Preciosa música i boniques imatges. No sabia ni que existia aquesta germana. Ai, Senyor, com de costum, els homes sempre més importants. Que trist, devia ser per a Nannerl, renunciar a la seva música!

    ResponderEliminar
  5. J.S.Bach tuvo 20 hijos de los cuales 10 llegaron a mayores.
    De ellos 5 eran hombres y 5 mujeres.
    De los 5 hombres, 4 tenían mucho o muchísimo talento musical, desarrollaron carreras musicales de nivel internacional y mucha de su música se sigue conociendo ahora.
    ¿Y las 5 mujeres? Se puede razonablemente suponer que habría una cantidad de talento musical parecido. Todo perdido; para sus contemporáneos, para ellas mismas, para nosotros ahora.
    Como todo el talento que por pertenecer a algún grupo oprimido de la sociedad, se prefiere desperdiciar que aprovechar. Hay mucho casos fáciles de ver en la historia, pero el caso de los hijos de Bach es desde un punto de vista estadístico muy llamativo.

    ResponderEliminar
  6. Por favor, la corrección que han hecho de "clavecín" es completamente errónea. Maria Anna nació en 1751 y ya tenemos constancia de que Cristofori (se le considera "inventor" del pianoforte) había construido pianos mucho antes. De hecho se conservan 3 de los más de 20 que construyó y el más antiguo data de 1720 y está en el Museo Metropolitano de Arte de New York. Eran pocos los que seguían usando el clave en esa época. De hecho J.S. Bach fue muy criticado hacia el final de su vida (1750) por seguir usando el clave pues ya estaba en boga el nuevo instrumento.
    Por lo tanto podemos entender que de pequeña recibiera clases de clavecín o piano pero desde luego al final de su vida en 1829 el clave/clavecín no tenía ningún sitio dentro del panorama musical europeo.

    ResponderEliminar
  7. Es cierto que han existido mujeres compositoras, y que lo han tenido más complicado que los hombres músicos. No todos los varones compositores han sido genios, pero, los grandes compositores han sido siempre hombres y, con tantos años de feminismo, ninguna e ministra ha compuesto una gran obra, y, no por falta de oportunidades.

    ResponderEliminar