martes, 25 de abril de 2017

La sufragista contra la Venus, Mary Richardson (1882?-1961)




El movimiento británico en favor del sufragio femenino fue probablemente el más violento y mediático de todos los que se vivieron en Europa. Ante la pasividad de las autoridades, las mujeres que llevaban décadas reclamando poder votar como los hombres, llegaron a organizar actos violentos, incluso terroristas, para llamar la atención no sólo de los dignatarios sino también de la sociedad. Lanzaron piedras contra edificios públicos, pusieron bombas... Muchos de ellos ocuparon las páginas de los rotativos de su tiempo. Uno de aquellos actos violentos más conocidos fue el atentado que sufrió el lienzo de Velázquez, La Venus del Espejo, que, desde 1906, se exponía en la National Gallery de Londres. Su atacante fue Mary Richardson, una sufragista de origen canadiense que participó activamente en la lucha por el derecho al voto en Inglaterra. 

Mary Raleigh Richardson habría nacido en 1882 o 1883 en Inglaterra. Poco se sabe de su infancia, salvo que pasó un tiempo en Belleville, Ontario, Canadá, con su madre y su abuelo de origen canadiense. A los dieciséis años habría vuelto a Europa donde viajó por varios países, estudió arte y terminó instalándose en la zona londinense de Bloomsbury donde empezó a trabajar como periodista.

Mary se sintió pronto atraída por el movimiento sufragista liderado por Emmeline Pankhurst y su organización, la Women's Social and Political Union (WSPU). Su actividad dentro del WSPU la llevó a ser detenida en varias ocasiones. En la cárcel, fue una de las primeras sufragistas que se sometió a una huelga de hambre que sus carceleros evitaron obligándola a comer a la fuerza con métodos violentos. 

En 1913, Mary había acompañado a Emily Wilding Davison al prestigioso y multitudinario Derby de Epson, en Surrey, en el que Emily perdió trágicamente la vida cuando fue arrollada por un caballo cuando intentaba llamar la atención para la causa sufragista. Mary, afectada profundamente como muchas otras mujeres por la muerte de su compañera, continuó participando en actos violentos para conseguir su objetivo. 



























El que la hizo famosa fue su ataque a La Venus del Espejo de Velázquez que se exponía desde principios de siglo en la National Gallery de Londres. Con un cuchillo de cocina, Mary le asestó hasta siete cuchilladas dañando considerablemente la obra de arte que fue meticulosamente restaurada poco después. Dicho ataque fue perpetrado pocos días después de la detención de la propia Emmeline Pankhurst a la que citó cuando declaró por qué había intentado destruir la obra del pintor español. Para Mary, destruir una de las imágenes más bellas del arte suponía una venganza por la destrucción que se estaba llevando a cabo de "la señora Pankhurst, la mujer más bella de la historia moderna". 

El de Velázquez no fue el único cuadro que fue atacado por las sufragistas en aquellos años, otras pinacotecas como la National Portrait Gallery también vieron algunas de sus obras dañadas. 





























En 1919, Mary Richardson se unió al Partido Laborista y, a pesar de que se presentó en varias ocasiones al parlamento, nunca salió elegida. Años después, en 1934, cambió de tendencia política uniéndose a la Unión Británica de Fascistas donde ejerció como Secretaria de la Organización en la Sección de la Mujer. Pero su vida activa en la política duró escasos meses.

Mary Richardson pasó el resto de sus días alejada de la vida pública. En 1953 publicó su autobiografía, titulada Laugh a Defiance (algo así como Reír de un desafío). Falleció en Hastings el 7 de noviembre de 1961.

2 comentarios:

  1. Me ha parecido muy interesante lo que has comentado de esta sufragista. ¿Podrías decirme de dónde es la última imagenque has puesto? Es que me ha parecido interesante ver como en esta "caricatura" las cuchilladas aparecen en el culo, cuando la mujer las hizo por la espalda, seguramnete de forma instintiva al ser el lugar que más piel hay. Seguramente esta imagen la viesen más personas de la calle que la verdadera destrucción realizada por Mary, por lo que esta característica creo que podría ser interesante.
    Como estudiante de historia del arte, he de decir que lo que hizo es una barbaridad. Como mujer creo que no podía hacer nada mejor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena. La he encontrado en Internet. Imagino que debe ser de algún periódico de la época. Gracias por la apreciación, es verdad que el ataque no está pintado de manera fiel en este dibujo.
      Coincido contigo que fue horrible que intentara destrozar una obra de arte como esta pero el contexto fue horrible para aquellas mujeres. Un abrazo y muchas gracias por comentar

      Eliminar