viernes, 13 de mayo de 2016

Una artista en las cortes, Margarita Nelken (1896-1968)

Libre, inteligente, feminista, socialista y más tarde comunista, Margarita Nelken cambió su pasión y talento por el arte para dedicarse de lleno a la vida política. Fue la única mujer que tuvo escaño de diputada en las tres legislaturas de la II República. Decidió sobre su vida personal y su maternidad, en una época en la que incluso las feministas llegaron a escandalizarse de su actitud en defensa de la libertad y la emancipación de la mujer. 

Margarita Nelken Mansberger nació el 5 de julio de 1896 en Madrid. Su padre, Julián Nelken, regentaba una relojería en la capital y su madre, Juana, era hija de un relojero de palacio. Ambos eran judíos de origen alemán y formaban una familia acomodada. Desde pequeña, Margarita demostró tener dotes artísticas e intelectuales. Fue tan precoz que a los quince años escribía una crítica sobre los frescos de San Antonio de la Florida de Goya en la revista de arte inglesa The Studio y otro artículo sobre El Greco en la revista francesa Mercure de France. Durante su juventud marchó a estudiar pintura en París, ciudad en la que conocería a la pintora María Blanchard. En 1914 participó en la exposición colectiva vienesa conocida como "Secesión" y dos años después expuso su obra en Barcelona. Por desgracia, su vista enfermó y en 1917 tuvo que abandonar su carrera artística. Durante un tiempo no se desvinculó del mundo de la pintura, volcándose en la publicación de críticas de arte en publicaciones de distintos países. 

El mismo año de 1917 publicaba Glosario, un libro dedicado a la obra de artistas como Klimt, Rodin o Gauguin y nacía su primera hija, Magdalena Nelken. La pequeña fue fruto de una pareja de Margarita, un escultor llamado Julio Antonio que fallecería siendo muy joven y con el que no se casó. Ser madre soltera no estaba en absoluto bien visto en aquellos primeros años del siglo XX. Algo que a Margarita no pareció importarle, todo lo contrario. En 1921 nacería su hijo, Santiago. Su padre, Martín de Paúl, era un redactor de economía que ya estaba casado. Durante los años de la república se divorciaría de su primera mujer para casarse con Margarita aunque de ella también terminaría separándose. Durante aquellos años Margarita impartió cursos y conferencias en museos tan prestigiosos como el Prado o el Louvre. 




1919 fue también un año clave para ella. Cuando llevaba tiempo acercándose a la realidad social de su tiempo, Margarita decidió fundar la primera Casa de Niños en el barrio madrileño de las Ventas. Allí podían recibir cobijo los hijos ilegítimos y los hijos de madres trabajadoras que no tenían recursos. El centro tuvo una vida efímera por falta de dinero. 

Ese mismo año, cuando llevaba tiempo dando charlas encendidas sobre el mundo obrero, Margarita publicó una de sus principales obras, La condición social de la mujer en España (Su estado actual: su posible desarrollo). En su libro describió un feminismo muy personal, en el que no defendía a todas las mujeres como género sino solamente a las mujeres de determinadas clases sociales. Para ella, la emancipación de la mujer era principalmente un problema económico, defendía a ultranza el divorcio y denunció la falta de educación sexual de las mujeres, demasiado influidas por las creencias religiosas del catolicismo imperante. 

Ya entonces, en su libro Margarita planteó la inconveniencia de permitir a las mujeres votar, como años después haría Victoria Kent. Para ambas, mientras las mujeres continuaran bajo la influencia de las ideas conservadoras impulsadas por la iglesia, sería mejor que no se les diera el sufragio. 




En 1931, poco antes de la proclamación de la II República, Margarita publicó Las mujeres ante las cortes constituyentes e ingresó en la Agrupación Socialista Madrileña. Empezaba así su carrera política que la llevaría a ser elegida como diputada por el Partido Socialista, cargo que asumió el 19 de noviembre de 1931. Pocas semanas antes había tenido lugar el acalorado debate en las Cortes sobre el sufragio femenino en el que Victoria Kent y Clara Campoamor se enfrentaron abiertamente por tener ideas completamente opuestas en este punto.

Margarita sería la única de las tres diputadas de la primera legislatura republicana que mantendría su escaño en las dos siguientes. En aquellos años formó parte del Comité Nacional de Mujeres Antifascistas y su postura política se fue radicalizando hasta el punto de participar en varias revueltas campesinas. Su participación en la Revolución de Asturias en 1934 la llevó a perder la inmunidad parlamentaria, ser detenida y condenada a veinte años de cárcel. Pero Margarita pudo huir a Francia. Desde allí viajaría a otros países europeos, entre ellos la URSS, hasta que en 1936 pudo volver a España y ser elegida diputada por tercera vez. 

Con el estallido de la Guerra Civil, Margarita Nelken se implicó de lleno en la contienda pero dejó de lado al PSOE para alistarse en las filas del Partido Comunista. En 1939 se encontraba en Barcelona con su madre y su hija. Desde allí huyeron a Francia desde donde iniciaría su largo exilio. México se convirtió en su país de adopción donde se nacionalizó y trabajó en distintos periódicos y revistas además de colaborar con el gobierno republicano en el exilio. 

En 1942 Margarita fue expulsada del PCE debido a las críticas que había hecho públicas referentes a la Unión Nacional, una organización antifranquista impulsada por el PCE. 

Cuatro años más tarde recibía un duro golpe al conocer la noticia de la muerte de su hijo en el frente ruso donde estaba luchando contra los nazis dentro de las filas del Ejército Rojo. Al parecer había muerto dos años antes pero tardaron todo ese tiempo en comunicárselo. 

En 1948 volvió a Europa para recorrer varios países dando conferencias sobre arte latinoamericano. De vuelta en México, Margarita sufriría otro golpe con la muerte en 1956 de su hija a causa de un cáncer. La desaparición de sus dos hijos dejaron a Margarita Nelken sumida en una profunda tristeza que intentó mitigar con el retorno a sus orígenes como crítica de arte, labor que continuó hasta su muerte, el 8 de marzo de 1968. 


 Si quieres leer sobre ella 

3 comentarios:

  1. Hola Sandra! Gracias por acercar la figura de Nelken. De las 3 que formaron parte del debate por el voto de la mujer era la que menos conocía.

    Un apunte: la fecha de su muerte está errónea en el título del post. Pone que falleció en el 42 y al final del texto pones que falleció en 1968. También es errónea la fecha en que volvió a Europa ;)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por acercarnos la vida y figura de Margarita Nelken. Quisiera compartir un dato sobre Margarita Nelken que quizá debería corregir:

    - Cuando Margarita Nelken empezó a comienzos de la II República Española, su carrera política que la llevaría al Congreso de los Diputados como parlamentaria, a las elecciones de 1931 y también a las posteriores de 1933 y 1936 se presentó como diputada socialista a Cortes por Badajoz, no por Madrid.

    Gracias por dar a conocer a una figura que forma parte de la historia de España y que sigue siendo muy poco conocida.

    ResponderEliminar