domingo, 31 de enero de 2016

La primera ministra de la India, Indira Gandhi (1917-1984)

De pequeña admiró a Juana de Arco y soñó toda su vida con servir a su país. Solitaria desde niña, por la muerte de su madre y el alejamiento de un padre dedicado íntegramente a la política, Indira Gandhi forjó una personalidad única. Amada y odiada a partes iguales, Indira Gandhi se convirtió en la primera mujer de la India en ostentar el cargo de Primer Ministro de su país. Luchadora incansable, además de primera ministra, ostentó muchos otros cargos políticos en la India, además de participar activamente en cuestiones de política exterior que la llegó a enfrentar con las grandes potencias mundiales. 

Indira Priyadarshini Gandhi nació el 19 de noviembre de 1917 en la ciudad india de Allahabad. Fue la única hija de Kamala Kaul, una ferviente luchadora por los derechos humanos de los más desfavorecidos, y del líder que abanderó la independencia del Imperio Británico y posteriormente fue nombrado primer ministro indio, Jawaharlal Nehru. Indira creció alejada del cariño de una familia convencional. Su madre falleció a causa de una tuberculosis. Mientras que su padre vivía volcado de lleno en su carrera política. 

Después de ser educada en su propia casa de la mano de tutores, inició sus estudios en la Escuela Moderna de Delhi y en una escuela cristiana en Allahabad. Indira continuó sus estudios en una escuela internacional en Ginebra para volver después a la India e ingresar en un centro educativo de Bombay. Indira inició sus estudios universitarios en la Viswa Bharati University de Shantiniketan. La enfermedad de su madre la obligó a interrumpir temporalmente sus estudios para acompañarla a Europa e intentar curar su enfermedad. En aquellos años ingresó en Oxford donde continuaría sus estudios tras la muerte de su madre. 



Indira también sufrió de una salud débil que la obligó en más de una ocasión a interrumpir sus estudios y permanecer un tiempo en Suiza para recuperarse. Finalmente, el estallido de la Segunda Guerra Mundial le impidió terminar su carrera en Oxford, universidad que pasado los años le otorgaría un título honorífico. En su estancia en Inglaterra, Indira estrecharía su relación con un joven al que ya conocía de su ciudad natal, Feroze Gandhi, con quien terminaría casándose el 26 de marzo de 1942 y tendrían dos hijos. Una relación que terminaría rompiéndose a causa de las continuas infidelidades de Feroze.

Boda de Indira con Feroze Gandhi

Instalada de nuevo en la India y convertida en una mujer casada, Indira Gandhi empezó a colaborar con su padre, quien había sido nombrado Primer Ministro de la India. De hecho, Indira ya había apoyado a su padre ingresando en el Partido del Congreso y participando activamente en la lucha por la independencia de la India, encabezada por el gran líder Mahatma Gandhi y que se alcanzaría el 15 de agosto de 1947.

En la década de los cincuenta su carrera política, siempre de la mano de su padre, la fue situando en la primera línea. En 1959 fue nombrada Jefa del Partido del Congreso. En 1964 fallecía su padre y era sustituido como Primer Ministro por Lal Bahadur Shastri, mientras que la propia Indira iba asumiendo distintas carteras ministeriales. Dos años después, la muerte prematura de Shastri, supuso su elección como Secretaria General del Partido del Congreso, el último peldaño para alcanzar el cargo de Primera Ministra, convirtiéndose en la primera mujer de su país en alcanzar semejante poder. 



Indira Ghandi fue Primera Ministra de la India durante quince años en dos periodos diferenciados, desde 1966 hasta 1977 y desde 1980 hasta su muerte, en 1984. En 1977, después de que la situación política india se complicara, teniendo que declarar el estado de emergencia en 1975, decidió organizar un plebiscito que la depuso de su puesto. El gobierno que asumió entonces el poder no pudo mejorar la situación de la India por lo que Indira fue reelegida en 1980.

A lo largo de su carrera política, Indira asumió también otros cargos dentro del gobierno. Trabajadora incansable, mejoró la situación industrial del país y las condiciones de los más necesitados. A nivel internacional, la Primera Ministra se posicionó en el bloque soviético por lo que sus relaciones con los Estados Unidos se enfriaron, aunque no evitó las relaciones diplomáticas con sus dignatarios.

Indira Gandhi y Richard Nixos

Cuando Indira había alcanzado el poder en 1966, hacía poco tiempo que la guerra con Pakistán había sumido a la población en una peligrosa situación de crisis humanitaria, causada por la gran cantidad de refugiados que cruzaban la frontera india. Indira no sólo acogió a los refugiados sino que organizó un ejército que se desplegó en el Pakistán Oriental, de donde volverían victoriosos. La guerra no supuso solamente el nacimiento de un nuevo estado, Bangladesh, sino que dio a la Primera Ministra un estatus de auténtica heroína. 



Los últimos años de su vida, y la razón que la llevaría a la tumba, tuvo que lidiar con el conflicto en el Punyab, una zona situada al norte de la India en la que la minoría sij luchaba por su independencia. Indira respondió con mano dura para frenar las aspiraciones sij de crear un estado confesional, pero sus decisiones provocaron la muerte de muchos civiles y la ira de los nacionalistas. 

El 31 de octubre de 1984, Indira Gandhi salió de su casa en Nueva Delhi para acudir a una cita con el actor británico Peter Ustinov, quien iba a entrevistarla. Nunca llegó. Dos de sus guardaespaldas, miembros de la minoría sij, le dispararon a sangre fría, provocándole la muerte. 

4 comentarios:

  1. Nunca había de ella pero si marcó una diferencia en la historia de su país.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la información...muy buena tu pagina...leere todas las historias..

    ResponderEliminar
  3. Un gran personaje al igual que su señor padre

    ResponderEliminar