sábado, 28 de noviembre de 2015

Una Nobel rebelde, Doris Lessing (1919-2013)

El premio Nobel de Literatura de 2007 era concedido a una mujer excepcional. Se llamaba Doris Lessing y era entonces una anciana de ochenta y ocho años que tras de sí acumulaba una intensa vida dedicada a las letras pero también a la lucha por la defensa de los derechos raciales y al feminismo. Atrapada por el embrujo africano, Doris Lessing vivió en Persia, su país de nacimiento, Rodesia e Inglaterra. Se definió como anticolonialista y socialista y renunció a una vida de familia y a un papel de madre tradicional para seguir su propio camino. Fue una de las pocas escritoras de su tiempo en recibir un gran número de premios literarios. 

Doris May Tayler nació el 22 de octubre de 1919 en la localidad persa de Kemanshah. Su familia era británica pero su padre, un oficial del ejército, había sido trasladado a aquel territorio que hoy ocupa Irán. Alfred Tayler había sufrido la amputación de una pierna durante su participación en la Primera Guerra Mundial y se había casado con una de las enfermeras que habían cuidado de él, Emily McVeagh. Cuando Doris tenía seis años, sus padres decidieron empezar una nueva vida en el África colonial de donde les habían llegado ecos de promesas de una vida mejor. Así que se instalaron en Rodesia del Sur, una zona situada en la actual Zimbabue. 

La infancia y juventud de Doris se movió entre dos extremos. Mientras su madre se empeñaba en hacer de su hija una mujer recta mediante una estricta educación, ella exprimía la vida con su hermano Harry en los extensos paisajes africanos. Emily no pudo sujetar por mucho tiempo a su hija. Tenía catorce años cuando Doris optó por abandonar el rígido colegio de monjas en el que estudiaba y con quince años decidió trabajar como niñera. A partir de entonces, su educación fue estrictamente autodidacta. 



Tenía dieciocho años cuando se trasladó a vivir a Salisbury, la actual Harare, donde trabajó como telefonista. En 1939, se casaba con Frank Charles Wilson, un funcionario con el que tuvo dos hijos, John y Jean y de quien se divorció cuatro años después. Doris conoció entonces a Gotfried Lessing, que participaba como ella en un grupo literario de ideas comunistas y marxistas. Con Gotfried, un judío que había huido de la Alemania nazi, tendría su tercer y último hijo, Peter. 

Doris Lessing no consiguió adaptarse a la vida de mujer casada y madre de tres hijos. Su prioridad era entonces escribir, algo que no pudo incorporar a su rutina diaria. Así que decidió dejarlo todo y en 1949 se marchó a Inglaterra a donde solamente se llevó a su hijo pequeño, mientras que John y Jean se quedaron con su padre. Poco después publicaba su primera novela, Canta la hierba



En Londres se dedicó a escribir y a participar en actividades relacionadas con el partido comunista en el que militó activamente hasta que descubrió los infames crímenes de Stalin y su visión del comunismo cambió radicalmente. Desde Inglaterra denunció abiertamente el apartheid que se vivía entonces en Sudáfrica, lo que le valió la prohibición expresa de no poder pisar lo que hasta hacía poco había sido su hogar. 

Ya entonces Doris era una escritora reconocida. Pero fue en 1962 cuando su Cuaderno dorado, una novela con altas dosis de autobiografía, la que la consagró. La obra se convirtió también en un claro referente para los movimientos feministas del momento. Doris Lessing se dedicó los años siguientes en cuerpo y alma a la escritura mientras recibía el reconocimiento de la crítica y recibía un sinfín de premios literarios, hasta que le fue entregado el Nobel de Literatura, convirtiéndose en la décimo primera mujer en ser galardonada con él. 



A pesar de ser entonces una escritora octogenaria, aún tendría tiempo de escribir varias obras más. Su última novela, Alfred y Emily, un homenaje a sus propios padres. El 17 de noviembre de 2013, Doris Lessing fallecía en Londres, a los noventa y tres años de edad. 

3 comentarios:

  1. Demasiado interesante tu post, Sandra. Me atrae mucho la figura e historia de Doris Lessing, aunque todavía no he tenido el placer de leer alguno de sus libros. Gracias por compartir esta breve pero precisa biografía.

    ResponderEliminar
  2. Excelente post, muy interesante. Espero igualmente tener la oportunidad de leerla en alguna ocasión.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante y un gran aporte para complementar mis conocimientos...
    .

    ResponderEliminar