martes, 11 de agosto de 2015

La sufragista pacifista, Adela Pankhurst (1885-1961)

Adela Pankhurst siguió los pasos de su madre y sus hermanas. Todas ellas dedicaron parte de su vida a luchar en favor de los derechos de las mujeres y en conseguir el sufragio femenino en la Inglaterra de principios del siglo XX. Pero no todas las Pankhurst estuvieron siempre de acuerdo en las formas. Adela pasó de ser una sufragista violenta y radical a posicionarse como una feminista pacifista con ideas comunistas que con el tiempo desterraría. Su vida la llevó a viajar a Australia, donde se casó y tuvo varios hijos y donde continuó con sus labores sociales y en favor de la emancipación de la mujer. 

Adela Constantia Mary Pankhurst Walsh nació el 19 de junio de 1885 en Manchester en el seno de la familia Pankhurst. Adela fue la última hija del socialista Richard Pankhurst y su esposa, la sufragista Emmeline Pankhurst. Adela fue una niña debilucha y enfermiza de la que no se esperaba que sobreviviera a la primera infancia. Pero, a pesar de que tardó más tiempo de lo normal en empezar a caminar y hablar, consiguió salir adelante. 


Estudió en el Studley Horticultural College de Warwickshire y después en el instituto femenino de Manchester demostrando ser una alumna aventajada. Sus profesores la animaron a que continuara sus estudios en Oxford, algo a lo que su propia madre se negó. Fue una peligrosa escarlatina la que la alejó definitivamente de sus estudios y la obligó a marchar una temporada a Suiza hasta recobrarse del todo. Cuando volvió a Inglaterra, de nuevo su madre se opuso a sus deseos. Esta vez quería ser profesora, algo que Emmeline consideraba una ocupación de la clase trabajadora. Adela hizo oídos sordos a las críticas de su propia madre y empezó a trabajar como maestra en una escuela elemental de Urmston.

Siendo una adolescente se unió a su madre y sus hermanas, Christabel y Sylvia, como militante en la lucha por el sufragio femenino y fundaron el Women's Social and Political Union (WSPU) en 1903. Dos años después, las ideas feministas habían perdido importancia en la sociedad y los medios de comunicación ya no se hacían eco de sus reivindicaciones. Las Pankhurst decidieron cambiar de estrategia y organizar actos reivindicativos más radicales. Adela fue la encargada de boicotear un mitin de Winston Churchill. Ella y otra compañera del WSPU, Hanna Mitchell, fueron detenidas por proferir gritos en medio del acto político en favor del sufragio femenino. Años después, Adela fue de nuevo detenida por lanzar piedras en el recinto en el que iba a hablar de nuevo Churchill. En esta ocasión decidió empezar una huelga de hambre que obligó a las autoridades a liberarla antes de lo estipulado.




En 1912 Adela se marchó a Worcestershire para estudiar en el Studley Horticultural College y al año siguiente encontró un trabajo de jardinera con una familia de Bath. En aquellos años, Adela se había distanciado de las ideas radicales de su madre y sus hermanas. Emmeline Pankhurst pensaba que su propia hija podría ser perjudicial para el partido si lo criticaba en público por lo que pensó que sería bueno que Adela pusiera tierra de por medio y accedió a pagarle un pasaje a Australia.


Cuando estalló la Primera Guerra Mundial tanto ella como su hermana Sylvia se posicionaron en contra de su madre y su hermana Christable que defendieron la guerra y aceptaron un pacto con el gobierno británico para apoyar a las tropas inglesas. Ya en Australia participó activamente junto a la feminista australiana Vida Golsdtein en contra de la guerra. 

En 1917 Adela Pankhurst se casó con Tom Walsh, un viudo que ya tenía tres hijos a los que se sumaron otros cinco a los que su madre Emmeline nunca llegó a conocer. Los Walsh participaron en 1921 en el Partido Comunista Australiano pero pronto se alejaron de sus ideas y se posicionaron en posturas más de derechas. En 1928 Adela fundaba el Australian Women's Guild of Empire siguiendo la misma idea que el Women's Guild of Empire de Inglaterra. Su misión se centraba en recaudar dinero para las mujer trabajadoras que tenían hijos a su cargo y que tenían dificultades para seguir adelante. 

Durante la Segunda Guerra Mundial fue detenida por sus ideas favorables a Japón y sus simpatías por el régimen nazi. Poco después de ser liberada, en 1943, su marido fallecía. Desde entonces, y hasta su muerte, acaecida el 23 de mayo de 1961, Adela Pankhurst vivió alejada de la vida política. 

4 comentarios:

  1. Muy bueno!
    Mi sugerencia para el blog: Lou Andreas-Salomé! ;)

    Gracias!
    Ana.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de conocer tu blog y me encanta!! Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  3. Magnífico texto! Não conhecia a personagem. Também compartilhei o texto no Facebook. Abraços do Brasil. Saludos.

    ResponderEliminar