jueves, 26 de febrero de 2015

La escritora de lo humano, Pearl S. Buck (1892-1973)

Cuando Pearl S. Buck recibió el Premio Nobel de Literatura en 1938 no habían pasado ni diez años desde la publicación de su primera novela. Pero el talento con las palabras de esta mujer luchadora convenció a los miembros de la academia sueca sin dudarlo. En su discurso de agradecimiento, la escritora aseguró que había sido en su larga estancia en China donde entendió el verdadero sentido de un novelista. Para ella, escribir, más que crear arte, era hablar de las personas. Y así lo hizo en su extensa producción literaria que fue más allá de la novela, tocando otros géneros como la poesía o los cuentos infantiles. Pearl S. Buck tuvo una dramática experiencia con la maternidad que le marcó para siempre y la guió por el camino de la ayuda incondicional a los demás, sobre todo a los más desfavorecidos, los niños.

Pearl Comfort Sydenstricker nació el 26 de junio de 1892 en Hillsboro, Virginia. Pearl fue la cuarta de los siete hijos de una pareja de misioneros presbiterianos, Absalom y Caroline. A pesar de que vivían en China, sus padres se habían trasladado a los Estados Unidos poco antes de nacer Pearl. 


La pequeña tenía escasos meses de vida cuando la familia Sydenstricker volvió al país asiático. Después de recibir una educación básica de manos de su madre y de un tutor, Pearl ingresó en la Miss Jewell's School, en Shangai. Ya entonces empezó a ser consciente de los distintos mundos que convivían en un mismo espacio pero que no se interrelacionaban. Junto al mundo organizado y perfecto de la misión presbiteriana en la que crecía Pearl, existía otro mundo menos organizado y no tan perfecto y que algunos consideraban inferior al primero. No fue el caso de la familia de Pearl, pues sus padres siempre inculcaron en sus hijos la idea de igualdad entre todos los seres humanos. 

En 1911, Pearl S. Buck se trasladó a los Estados Unidos para seguir con sus estudios en la Randolph-Macon Woman's College en la ciudad de Lynchburg, en Virginia. Tres años después tuvo que volver a China donde su madre estaba muy enferma. Fue en aquella época cuando conoció al que sería su primer marido, un economista agrícola llamado John Lossing Buck. La pareja se casaba en mayo de 1917 y se trasladaron a vivir a Suzhou donde estuvieron solamente tres años. 


En 1920 se trasladaron a vivir a Nanjing donde ambos trabajaban como profesores de universidad. Aquel mismo año Pearl daba a luz a la que sería su primera y única hija biológica. Carol había nacido con una enfermedad mental grave mientras a Pearl se le detectaba un tumor en el útero cuya extirpación provocó su esterilidad. Un año después sufría otro duro golpe al morir su madre y en poco tiempo su padre. Pearl necesitaba poner tierra de por medio y se marchó con John a los Estados Unidos donde se dedicó a estudiar. En 1925 la pareja adoptó a una niña a la que llamaron Janice y antes de finalizar el año regresaban a China.

Allí no encontraría la paz que buscaba pues en 1927 la familia Buck se vio acorralada en medio del conocido como incidente de Nanking cuando las fuerzas comunistas se levantaron contra el poder establecido. Con la ayuda de efectivos norteamericanos, viajaron hasta Shangai donde pusieron rumbo a Japón para volver de nuevo a los Estados Unidos. 

Corría el año 1930 cuando Pearl S. Buck publicaba su primera novela, Viento del Este, viento del Oeste, gracias a un editor llamado John Day que terminaría convirtiéndose en su segundo marido cinco años después, tras divorciarse de John Lossing Buck. Tras la buena acogida de su primera novela, en 1931 se publicaba La buena tierra, libro con el que ganó su primer gran reconocimiento público, el Premio Pulizer. 




En 1934 Pearl S. Buck se instalaba junto a John Day, con el que se casaría en 1935, en una granja en el condado de Buck donde vivirían juntos el resto de sus días acompañados de las niñas de Pearl y de seis hijos más que adoptaron.


Desde entonces, Pearl no dejó de escribir a la vez que trabajaba en la universidad y se volcaba en la ayuda de los más necesitados. En 1942, ella y su marido fundaban la Asociación East and West que tenía como fin estrechar lazos culturales entre América y Asia. En 1949 fundaban la Welcome House, que supuso la primera agencia de adopción en la que los niños de origen asiático se incluían en las listas de posibles adoptados. Y en 1964 Pearl creó una fundación que llevaba su nombre y que tenía la función de velar por el futuro de los niños de origen asiático desamparados, huérfanos y que no podían ser adoptados.

Junto a toda esta labor incansable de ayuda a los más necesitados, Pearl S. Buck tuvo tiempo de escribir más de ochenta libros, desde novelas, hasta biografías pasando por poesías, cuentos infantiles. Una extensa obra literaria en la que la escritora quiso plasmar al ser humano en todas sus vertientes para explorar su naturaleza.

Una obra literaria que tuvo su máximo reconocimiento cuando se encontraba en plena producción literaria y acababa de empezar su vida en Estados Unidos junto a su segundo marido, con el que vivió hasta su muerte el 6 de marzo de 1973.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada