miércoles, 11 de febrero de 2015

El reflejo de la artista, Clara Peeters (1594 - 1657?)

A lo largo de los siglos XVI y XVII fueron muchas las mujeres que se dedicaron a la pintura. Sólo unas pocas consiguieron reconocimiento en vida y pudieron vivir de su arte. Nombres como Sofonisba Anguissola, Fede Galizia o Artemisia Gentileschi nos evocan un pasado de talentos no siempre valorados en toda su dimensión artística. Muchas de ellas no sólo vieron cómo su obra era minimizada por ser mujeres sino que incluso algunos lienzos fueron usurpados por sus maestros. De muchas de ellas solamente nos ha llegado su obra, como en el caso de Clara Peeters, una pintora flamenca especializada en bodegones en los que introdujo una curiosa manera de firmar, su autorretrato reflejado en los objetos que inmortalizó. Tal fue el talento de esta artista que inspiró la creación, ya en el siglo XX, de uno de los pocos museos de mujeres artistas del mundo.

Clara Peeters nació alrededor de 1594 en Amberes y fue hija del pintor Jan Peeters. A partir de aquí, el resto de datos relacionados con su biografía, una posible fecha de bautizo, otra de matrimonio y unos viajes a Ámsterdam y La Haya son información que algunos autores consideran como parte de su vida pero otros lo ponen en duda. 

Lo que conocemos de Clara, más que su vida, es su obra, un total de 31 lienzos firmados como Clara Peeters o Clara P. Existen otras pinturas con el anagrama PC y algunas sin firmar que se han atribuido también a ella. Una producción pictórica realizada entre los años 1607 y 1621.

Vanitas | Clara Peeters (?) | 1610 - La mujer podría ser la propia autora


Clara Peeters se especializó en bodegones. Peces, piezas de caza, objetos de cocina, flores, aparecen bellamente dispuestos en sus lienzos que formaron parte de importantes colecciones como la de la reina Isabel de Farnesio y que en la actualidad se exponen en grandes pinacotecas como el Museo del Prado. Uno de los rasgos distintivos de su trabajo fue incluir en el reflejo de los objetos de metal pintados, su propio autorretrato.

Mesa | Clara Peeters | 1611

En 1987 abría sus puertas en Washington el Museo Nacional de Mujeres Artistas, un proyecto impulsado por la pareja formada por Wilhelmina Cole y Wallace F. Holladay. El matrimonio Holladay, coleccionistas de obras de arte, quedaron prendados de la obra de Clara Peeters expuesta en una galería de Viena y posteriormente en el Museo del Prado. El arte de Peeters animó a la pareja a crear un espacio en el que dar protagonismo a las mujeres artistas de todo el mundo y de todos los tiempos. Había nacido el National Museum of Women in the Arts, NMWA, que posee en la actualidad más de tres mil pinturas, esculturas y otras piezas artísticas creadas por mujeres. Su base de datos recibió el nombre de Clara, en honor a su inspiradora, Clara Peeters.

En el jarro del fondo se intuye el retrato de una persona repetido varias veces

Igual que el resto de datos sobre su biografía se desconoce la fecha exacta de su fallecimiento, que algunos autores sitúan alrededor del año 1657.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por la labor realizada en esta pagina, ha sido realmente genial encontrarme con ella, muy interesante.

    Por otra parte me gustaría saber si puedes ampliar la información sobre una obra de Clara Peeters titulada Naturaleza Muerta de pescado y gato, he escuchado que encierra cierto simbolismo, gracias

    ResponderEliminar