jueves, 27 de noviembre de 2014

La niña croata que no llegó a Auschwitz, Lea Deutsch (1927-1943)

El Holocausto se llevó por delante millones de seres humanos dejando por el camino el rastro de algunos de ellos. Muchos fueron anónimos, algunos mantuvieron su nombre y apellidos. Uno de estos nombres propios, aunque no muy conocido como otros, fue el de una niña croata llamada Lea Deutsch. Actriz precoz, la pequeña Lea fue conocida en su país como la Shirley Temple croata. Su triste, y también precoz final, le dieron otro apodo. La Ana Frank croata.

Lea Dragica Deutsch nació en Zagreb, Croacia, el 18 de marzo de 1927 en el seno de una familia judía. Su padre, Stjepan Deutsch era abogado y su madre, Ivka Singer, era ama de casa. Lea vivió su infancia en un bloque de pisos de la calle Gunduliceva número 39 de Zagreb junto a sus padres y su hermano Sasa.

Lea empezó a mostrar desde muy pequeña sus dotes para el baile y la interpretación. Su talento excepcional fue mostrado en público por primera vez con tan sólo cinco años en el teatro Nacional de Croacia donde interpretó pequeños papeles en distintas obras.

El público pronto la apodó la Shirley Temple croata y su fama traspasó las fronteras de su país natal.

La llegada del nazismo a Europa, que se expandió de manera amenazadora por todos los recovecos que pudo, fue el fin de la carrera artística de la pequeña Lea. En 1941 las leyes raciales se aplicaban también en Zagreb y el teatro en el que actuaba Lea no fue una excepción. 

Stjepan Deutsch, en un vano intento de salvar a su familia de la deportación, se convertía él y a los suyos al catolicismo en junio de aquel mismo año.



Lea Deutsch había dejado huella en el mundo artístico de Zagreb. Muchos de sus antiguos compañeros intentaron en vano ayudarla a ella y a su familia a huir en varias ocasiones. Ante los intentos fallidos de huir de la ciudad, se llegó incluso a plantear un matrimonio de conveniencia entre Lea y un muchacho vecino para salvar al menos a la pequeña. Pero su madre se opuso.

Su destino estaba marcado cuando en mayo de 1943 los Deutsch fueron deportados a Auschwitz en un grupo de setenta y cinco personas en condiciones infrahumanas. De entre los veinticinco que no llegaron a cruzar vivos las puertas del campo de exterminio polaco se encontraba Lea. Su débil corazón marcado por la difteria sufrida de pequeña no soportó los largos y dramáticos días en un vagón de ganado sin agua ni comida.

Su madre y su hermano serían asesinados en Auschwitz. Solamente su padre sobrevivió al holocausto. Cuando falleció en 1959 fue enterrado con una fotografía de la pequeña Lea.

 Si quieres leer sobre ella

Ruta Tannembaum
Miljenko Jergovic

5 comentarios:

  1. Aunque habia tal campos en el territorio polaco ocupado por Alemania, de ninguna manera puede ser permisible describirlos como "campos de exterminio polaco". Esto no es simplemente una cuestión de semántica sino de exactitud histórica porque aquellos campos fueron "campos de exterminio aleman", establecidos por los alemanes despues de invadir y ocupar a Polonia junto con la Union Sovietica. Por consiguiente, les ruego que hagan la correccion necesaria al texto.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, Les escribo porque acabo de leer este articulo sobre la nina croata y con horror noto que han empleado una descripcion totalmente falsa y es esa: "De entre los veinticinco que no llegaron a cruzar vivos las puertas del campo de exterminio polaco se encontraba Lea." Los campos del exterminio eran ALEMANES. Auschwitz I fue destinado al inicio para prisioneros polacos. Incluso la comarca donde se encuantra este campo fue incorporada directamente en el III Reich despues de ser Polonia ocupada por el invasor ALEMAN. Usar ese termino significa falisficar la historia, crear confusion entre los jovenes y negar el sufrimiento del pueblo polaco bajo la ocupacion ALEMANA. Por favor rectifiquen ese, espero, error. Tampoco se debe esconder a los verdaderos verdugos bajo el enigmatico termino "nazis". Era el gobierno Aleman que dirigia los actos de genocidio contra varios pueblos de Europa.

    ResponderEliminar
  3. Cuando refiero al campo como polaco lo hago como descripción geográfica para situarlo en el mapa. Sin ninguna connotación política en absoluto.Es evidente que los alemanes o nazi o como les quiera llamar ocuparon buena parte de Europa pero no por ello la identificamos con Alemania.

    ResponderEliminar
  4. Igualmente, aunque la frase nominal "campos de exterminio polaco" sea una referencia geográfica y no histórica, hay un error sintáctico que no lo permite entender así. La opción correcta sería: "campos de exterminio polacos", porque lo que era de característica polaca eran los campos y no el exterminio.

    ResponderEliminar
  5. Estoy leyendo el libro de Jergovic en este momento y la curiosidad me ha llevado a buscar la historia original y a su vez la búsqueda me ha traído a tu blog. Un maravilloso descubrimiento en esta noche de insomnio.

    Por cierto, me faltan unas 80 páginas para terminar el libro y he de decir que es maravilloso. Sin ser una biografía al uso consigue situar al lector en el contexto histórico a través de las vivencias de sus personajes (tanto los reales como los ficticios)

    Pese a que hay algunos capítulos un poco densos, en general está resultando una lectura muy interesante y agradable.

    ResponderEliminar