miércoles, 10 de septiembre de 2014

La cocinera escritora, Margaret Powell (1907-1984)

Margaret Powell tuvo una vida dura. Nacida en el seno de una familia humilde a principios del siglo XX, a pesar de estar dotada de inteligencia y una fuerza de voluntad imparables, los escasos recursos económicos de su familia impidieron que pudiera aprovechar una beca de estudios. Margaret, como muchas niñas de su tiempo, tuvo que empezar a trabajar en el servicio doméstico. Cuando un día decidió plasmar en un libro sus experiencias, Margaret se convertiría en una de las cocineras más famosas de su tiempo, no tanto por sus guisos sino por su genial testimonio de la vida de aquellos que vivían en El piso de abajo.

Margaret Langley nació en 1907 en el seno de una familia pobre en Hove, Sussex. Su padre era pintor de casa y su madre era asistenta. Abuelos, padres y una amplia prole de siete niños se hacinaban en tres habitaciones. La infancia de Margaret no fue en absoluto fácil, de hecho tuvo poca infancia al tener que hacerse cargo de sus hermanos en un ambiente de escasez constante. 

Sin embargo, Margaret era una niña espabilada e inteligente que supo aprovechar el poco tiempo que pudo acceder a la escuela. Con trece años y muy poco tiempo para dedicar a los libros, la pequeña Margaret consiguió una beca para seguir estudiando. Pero en una familia con escasos recursos y muchas bocas que alimentar, dedicarse a estudiar era todo un lujo.

Con quince años Margaret dejaba definitivamente los estudios y entraba a trabajar como asistenta en Sussex. Poco tiempo después se trasladó a Londres donde pasó a ejercer de ayudante de cocina hasta que decidió dar un paso más y convertirse en cocinera. Con valentía, imaginación y tenacidad, Margaret aprendió como pudo los entresijos de los fogones.

Margaret dejaría su trabajo al contraer matrimonio con un lechero con el que tuvo tres hijos. Después de dedicarse a su humilde hogar y a cuidar de sus tres hijos, la señora Powell volvió a trabajar de manera esporádica y reemprendió el sueño que no pudo cumplir de niña. Empezó a ir a conferencias y clases nocturnas en la universidad y decidió escribir sus memorias. 

Su primer libro, En el piso de abajo, publicado en 1968, se convirtió en un éxito editorial con catorce mil ejemplares vendidos en tan sólo un año. Las memorias de aquella mujer luchadora, escritas con frescura y  sentido del humor, gustaron a la gente porque eran realistas pero intentando no ser excesivamente amargas. Margaret Powell continuó escribiendo sobre su propia vida, algunas novelas y participó en muchos programas de televisión. Al final de su vida, la jovencita pobre, soñadora, que vio truncado sus sueños, se había convertido en una anciana que, aunque tarde, había compensado a la Margaret que vivió durante años en el piso de abajo.

Margaret Powell falleció en 1984, a los setenta y seis años de edad.

 Si quieres leer sobre ella 


En el piso de abajo, Margaret Powell

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada