jueves, 26 de junio de 2014

El fin de una dinastía, Margarita de Valois (1553-1615)

La historia de Margarita de Valois es la historia de una reina rebelde, incomprendida y protagonista de uno de los períodos más complicados de la Francia moderna. Última reina de la casa de Valois, dio a su marido, Enrique de Navarra, la llave para convertirse en el primer Borbón sentado en el trono francés. Margarita fue acusada de ninfómana, de mantener relaciones incestuosas con sus hermanos y conspiradora en una vida que inspiró grandes novelas como la famosa y clásica Reina Margot de Alejandro Dumas. 

La pequeña Valois
Margarita de Valois nació el 14 de mayo de 1553 en el castillo de Saint-Germain-en-Laye. Llamada cariñosamente como Margot, fue la séptima hija de una amplia prole habida de los reyes de Francia Enrique II y Catalina de Médici. 

Margot recibió una excelente educación y pronto se convirtió en una hermosa princesa que atraía las miradas de toda la corte. La pequeña princesa no llegó a conocer mucho a su padre, el rey Enrique II, quien falleció repentinamente tras un accidente en una justa en 1559. Con su madre, la reina Catalina, no tuvo nunca una relación estrecha y fue siempre más bien distante. Fue en sus hermanos en quien se refugió a lo largo de su vida, hasta el punto de que llegaron a correr rumores de posibles relaciones incestuosas entre ellos.

Cuando en 1560 su hermano mayor accedió al trono como Carlos IX, Margot se instaló en su corte donde, además de iniciarse los rumores acerca de su especial cariño con sus hermanos, empezó una relación con Enrique, el duque de Guisa. Enrique era uno de los líderes católicos más radicales en un París a punto de estallar en un conflicto religioso entre católicos y protestantes. La familia real intentaba mantener un status quo de calma tensa sin posicionarse en ningún extremo por lo que tanto el rey como la reina madre se negaron en redondo a la relación de Margot con el duque de Guisa, provocando la ira de la princesa y su alejamiento, aún más, de su madre y también de su hermano.

La princesa casadera
Alejado el duque de Guisa de Margot, Catalina no dejó de buscar un pretendiente adecuado para su hija. Entre estos se barajaron el príncipe Don Carlos, hijo de Felipe II y posteriormente Don Sebastián de Portugal. Pero finalmente, las miradas reales se dirigieron hacia Navarra. Fue la misma Catalina quien negoció con Juana de Albret el matrimonio entre su hijo Enrique y Margot.

A pesar de las diferencias religiosas, Enrique era protestante y Margarita católica, se cerraron las negociaciones matrimoniales. El matrimonio entre el ya rey de Navarra y la princesa francesa se celebró en un ambiente tenso en el París de finales del XVI. Después de contraer matrimonio, las calles parisinas vivirían uno de los episodios más terribles de aquellos años, la conocida como Matanza de San Bartolomé, el 24 de agosto de 1572. 

La lucha por el poder
La situación en la corte se recrudeció cuando el marido de Margot intentó sin conseguirlo protagonizar una conspiración que derrocara al entonces rey Enrique III. Empezaba entonces un largo periodo de encuentros y desencuentros entre la princesa y su marido en un tiempo en el que Francia vivió una guerra civil mientras Margot escandalizaba a la corte sus constantes amoríos y con supuestos embarazos y posteriores abortos.

Margot terminó encerrada en el castillo de Usson por orden de su propio hermano el rey Enrique III y con la connivencia de su marido. Allí permaneció desde 1586 hasta 1593 cuando se reconcilió con este, quien desde 1589, tras la muerte de Enrique III, se había convertido en rey como Enrique IV. 

Pero la liberación de Margot no supuso un reencuentro cordial con su marido quien llevaba tiempo conviviendo con su amarte, Gabrielle d’Estrés con la que había tenido un hijo. Enrique pidió entonces el divorcio a lo que Margot sólo aceptó tras la muerte de la amante real en 1599. Enrique IV se casó con María de Médici y su antigua esposa, la que le facilitó el acceso al trono de Francia, vivió hasta el final de sus días, en un palacio construido en frente del Louvre en el que continuó escandalizando a la corte y a los parisinos.

La reina Margot fallecía el 27 de mayo de 1615. Con ella finalizaba la rama dinástica de los Valois, quienes no pudieron engendrar descendientes, ni ella si sus hermanos que la sucedieron en el trono. Se iniciaba una larga historia de la monarquía borbónica en Francia, iniciada con su marido, Enrique IV de Navarra.

 Si quieres leer sobre ella


La reina Margot, Alexandre Dumas








 Películas que hablan de ella


La reina Margot

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada