martes, 1 de abril de 2014

El feminismo más cómico, Marietta Holley (1836-1926)

Marietta Holley fue una escritora estadounidense que tuvo mucho éxito en su época. Sus historias cómicas y satíricas con una heroína a la que puso de nombre Samantha, Marietta reivindicó los derechos de las mujeres y criticó su sumisión al hombre. Su manera de exponer el feminismo llamó la atención de otras mujeres sumergidas en la lucha por los derechos de las mujeres, entre ellas, Susan B. Anthony o Clara Barton, la fundadora de la Cruz Roja Americana. Marietta fue una mujer tímida, que no aceptó las invitaciones de aquellas mujeres a unirse en sus discursos públicos, pero las aventuras de Samantha dieron un tono amable y cómico a la lucha por la igualdad. Su talento fue comparado con su cohetáneo Mark Twain y su obra fue ampliamente aplaudida. Por desgracia, cien años después, Marietta Holley pasó a engrosar la larga lista de mujeres olvidadas.

Su granja, su hogar
Marietta Holley nació el 16 de julio de 1836 en la pequeña granja familiar situada en Jefferson County, en Nueva York. Marietta era la pequeña de siete hijos de Mary Tabor y John Milton. Marietta tuvo una infancia feliz pero a los catorce años tuvo que abandonar sus estudios oficiales lo que no impidió que ella siguiera estudiando y leyendo por su cuenta. Tenía veinticinco años cuando falleció su padre y tuvo que hacerse cargo de la granja y de su madre enferma. Las clases de piano que daba le ayudaron a mejorar su situación económica.

En aquellos años, Marietta tenía fuerzas para escribir e ilustrar en secreto poemas que decidió publicar bajo seudónimo en un periódico local en 1857. La buena acogida de sus textos animaron a Marietta para enviar a la American Publishing Company unos fragmento de la que se convertiría en su primera novela. 

Su alter ego, Samantha
Fue en 1872 cuando My opinions and Betsey Bobber's salió a la luz. Empezaba una serie de diez exitosos libros en los que dio vida a Samantha, una simpática y sarcástica ama de casa que Marietta utilizó para criticar con cierto humor las injusticias sociales a las que estaban sometidas las mujeres de su tiempo. 

A pesar de que Marietta nunca se casó, vivió el matrimonio de Samantha con Josiah Allen como algo muy personal. Los viajes que realizaron los protagonistas de sus novelas tampoco estuvieron inspirados por su experiencia directa, pues ella raras veces salía de su hogar. Mapas, libros y guías de viajes fueron suficientes para ambientar las novelas de Samantha.

Fue tal su éxito que algunas de las más activas defensoras de las mujeres, entre ellas, Susan B. Anthony, invitaron a Marietta a participar en sus conferencias públicas. Pero la personalidad tímida de la escritora no se lo permitió.

Además de las historias de Samantha, Marietta Holley escribió unas veinticinco obras entre dramas, compilaciones de sus poemas y novelas. 

Marietta Holley terminó sus días en la mansión que se había hecho construir para reemplazar su amada granja familiar. Fallecía el 1 de marzo de 1926 y su vida y su obra cayeron en un injusto olvido.

1 comentario:

  1. Mi más sincera enhorabuena por tu web: es interesante y adictiva.

    ResponderEliminar