viernes, 26 de julio de 2013

Entre las letras y el hogar, Sigrid Undset (1882-1949)

Sigrid Undset, escritora danesa del siglo pasado, encarnó a la mujer, madre y profesional que tuvo que luchar por poder encajar estas facetas tan distintas. En aquellos años en los que la mujer empezaba a emanciparse, profesionalizarse y querer dedicarse, también, a otras cosas que no fueran solamente convertirse en esposa y madre, Sigrid demostró al mundo que era posible. De día era madre para convertirse en una escritora de talento por las noches. Su reconocimiento con el Premio Nobel de Literatura así lo corroboró. Con todo, la vida de Sigrid no fue un camino de rosas. 

El sueño roto
Sigrid Undset nació el 20 de mayo de 1882 en Kalundborg, Dinamarca, aunque su familia se trasladó a vivir a Noruega siendo una niña de dos años. Era muy pequeña cuando su padre, Ingvald Undset, un reputado arqueólogo, fallecía, dejando a la familia de Sigrid en una precaria situación económica. 

Apasionada de la historia como su padre, Sigrid, con dieciséis años, tuvo que abandonar sus estudios y trabajar como secretaria para ayudar a su madre a sacar adelante la familia. Ya entonces pasaba horas por las noches leyendo y escribiendo. 

Un triste matrimonio
Sigrid Undset viajó a Roma para aprender del arte italiano. Allí conoció a Anders Castus Svarstad, un pintor noruego con el que se casó tiempo después. Sigrid se tomó entonces de bruces con la realidad de las mujeres de su tiempo. Dependía de su marido y su vida personal y profesional no se podía desarrollar más allá de la influencia de su esposo. Así, cuando Sigrid tuvo al primero de sus cinco hijos tuvo que dejar la pintura y dedicarse únicamente a su faceta maternal. Después de años de matrimonio opresivo, Sigrid tomó una seria determinación y se divorció de Anders. 

Madre y escritora
Decidida a demostrarle al mundo y a sí misma que era capaz de cuidar de sus hijos y ser escritora continuó su vida como ya hiciera cuando trabajaba como secretaria. Cuidaba a sus hijos durante el día y por la noche escribía. Su nueva situación la llevó también a ser más consciente de los problemas que se les planteaban a las mujeres modernas de aquellos primeros años del siglo XX por lo que se implicó activamente en movimientos sociales y políticos en favor de los derechos de la mujer.



Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial marchó a los Estados Unidos donde también colaboró de manera muy intensa con los movimientos en contra del nazismo.

Un trabajo reconocido
Sigrid Undset publicó su primera obra en 1907. La señora Martha Oulie era un libro rompedor en el que se exponía la infidelidad de la mujer en el matrimonio explícitamente. Otras de sus obras planteaban los problemas de las mujeres trabajadoras. Jenny (1911) y Las mujeres sabias (1914) fueron algunos de estos títulos en los que sus protagonistas eran profesionales liberadas de las estructuras sociales y matrimoniales establecidas.

La obra de Sigrid también regresó a cuestiones históricas más antiguas como su famosa trilogía centrada en la Edad Media. La corona (1920), La señora (1921) y La cruz (1922), tres libros que recrean la vida de Kristin Lavransdatter, se convirtieron en un clásico de la literatura noruega y la consagraron como escritora. 

Su carrera literaria llegó a la culminación con el Premio Nobel de Literatura recibido el año 1928. Poco tiempo después se convirtió en la primera mujer en presidir la Sociedad Noruega de autores. 

Sigrid Undset no dejó de escribir. Hasta el final de sus días dedicó su vida a su gran pasión y dio al mundo de la literatura grandes obras como las novelas La esposa fiel (1936) y Madame Dorothea (1939), una autobiografía (1934) o una biografía de Catalina de Siena, publicada después de su muerte

Sigrid fallecía el 10 de junio de 1949 en la ciudad noruega de Lillehammer. 

4 comentarios:

  1. Posiblemente sea de las entradas que más me han gustado e impresionado. Un mujer valiente y única, además de una belleza singular y magnética. ¡Estupendo trabajo una vez más!

    ResponderEliminar
  2. me alucina esta mujer, me encanta como escribe, lo último que he leídp es Ida Elisabet,uffff qué increible, por supuesto me encantó Cristina hija de lavrans, Cristina me cansa un poco cargando siempre con sus culpas, Lavrans es emcionante, padre,padrazo...

    ResponderEliminar
  3. Ha sido una agradable sorpresa reencontrarme con Sigrid Undset. me gustó mucho Cristina Lavransdater cuando la leí hace años. Hoy podría ser un best-seller de novela histórica.Gracias por recordámela.

    ResponderEliminar
  4. Olvidasteis decir que se convirtió al catolicismo, es un dato importante

    ResponderEliminar