martes, 16 de abril de 2013

La escritora que espió, Aphra Behn (1640-1689)

Considerada como la primera escritora profesional en lengua inglesa, Aphra Behn tuvo una vida de novela. Desde Londres, a Suriman para terminar arruinada después de trabajar como espía al servicio del rey inglés Carlos II, Aphra Behn decidió dedicarse a la literatura para poder sobrevivir. Independiente, escandalosa a los ojos de muchos hombres, de ella dijo Virginia Woolf que gracias a su trabajo había ganado para las mujeres el derecho a expresar sus ideas. 

La joven de origen incierto
La biografía de Aphra Behn es incierta. Se sabe que Aphra Johnson nació en diciembre de 1640 pero no la fecha ni el lugar exacto, aunque este podría haber sido en Canterbury. Fue la segunda hija de un barbero llamado Bartholomew Johnson y su esposa Elizabeth Denham.

Nada se sabe sobre su educación, si recibió o no formación. Siendo una niña, Aphra estuvo viviendo unos años en la colonia de Suriman de la que volvió a principios de la década de 1660. En 1664 se habría casado con un tal Señor Behn, un hombre de origen alemán dedicado al comercio y con una carrera profesional bastante lucrativa. Aunque no se sabe si llegó a casarse formalmente, lo cierto es que al año siguiente fallecía el Señor Behn.

La espía del rey
Terminado su matrimonio de manera misteriosa, Aphra Behn inició una vida licenciosa estableciendo relaciones amorosas con distintos hombres. Entre ellos, podría haber estado el propio rey inglés Carlos II. Que fueran amantes o no no está claro pero sí el hecho de que Aphra viajó a Amberes donde trabajó como espía de la corona inglesa durante la guerra entre Inglaterra y Holanda que tuvo lugar entre 1665 y 1667. 

Su experiencia como espía no fue en absoluto positiva para Aphra. El sueldo mísero que recibía del rey, cuando lo recibía, la pusieron en una situación económica complicada. No sólo perdió su fortuna sino que tuvo que pasar un tiempo en prisión a causa de las deudas. 

La escritora profesional
Una vez recuperada la libertad, Aphra Behn encontró en la literatura una manera de seguir adelante y poder mantener su independencia. 

Aphra empezó escribiendo obras de teatro. En 1670 se estrenaba con gran éxito El Matrimonio Forzoso. A partir de entonces no dejó de escribir obras de teatro plagadas de humor y sátiras acerca de los matrimonios de conveniencia y las relaciones entre hombres y mujeres. También escribió algunas obras en verso y novelas. 

De toda su obra, la más importante para las letras inglesas fue posiblemente Oroonoko o El esclavo real, una novela publicada en 1688 en la que plasmó sus experiencias en las colonias y se convirtió en la primera obra antiesclavista. 

A pesar de su actitud liberal y desenvuelta de Aphra Behn a quien además no le tembló el pulso a la hora de tratar temas controvertidos en su época, al final fue considerada la primera escritora profesional en lengua inglesa y uno de los puntales de referencia de las obras de escritores posteriores.

Aphra Behn fallecía el 16 de abril de 1689. Fue enterrada en la Abadía de Westminster. 

 Su obra 

El príncipe Oroonoko








Las fábulas del deseo y otros relatos








El exiliado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada