jueves, 23 de agosto de 2012

La condesa sangrienta, Elizabeth Báthory (1560-1614)

En las oscuras tierras de Transilvania, los cuentos y leyendas de terror acerca de vampiros y hombres lobo se entrecruzan con la horrible existencia real de hombres y mujeres que pasaron a formar parte de la triste historia de los asesinos en serie. Una de ellas, una condesa de alta cuna, conocida con el sobrenombre de “la condesa sangrienta”, ostenta un terrible récord de asesinatos, más de 650, en una macabra búsqueda de la belleza. No en vano, se la considera la peor depredadora que haya tenido la historia del crimen1.

Aristocracia, educación y esoterismo
Erzsébet o Elizabeth Báthory nació en Nyírbátor, Hungría, el 7 a agosto de 1560 en el seno de una de las familias aristocráticas más importantes de Transilvania. Su tío Esteban I Báthory, príncipe de Transilvania, se convirtió en rey de Polonia a finales del siglo XVI.

Elizabeth recibió una amplia y exquisita educación aunque también estuvo en contacto desde su más tierna infancia con la alquimia y el esoterismo, prácticas ampliamente practicadas por algunos miembros de su dinastía.

Esposa del Héroe Negro, amante del Vampiro
En 1575, cuando Elizabeth era una joven de 15 años de edad, se casó con el conde Ferecz Nádasdy, de 20. La pareja se trasladó a vivir al solitario castillo de Csejthe donde Elizabeth quedó prácticamente recluida. Ferecz era un soldado que pasaba largas temporadas en las constantes guerras que asolaban el país. Sus prácticas crueles con sus enemigos le valieron el apodo de “El héroe negro”.

La existencia de la condesa se hizo tediosa y solitaria. Sin poder salir de su castillo por orden expresa de su marido, Elizabeth empezó a intentar escaparse por diversión, hecho que consiguió en varias ocasiones en las que vivió alguna que otra aventura, entre ellas, una fugaz con un excéntrico joven conocido como “el vampiro” por su extraño aspecto y vestimentas2.

Tras los muros de su castillo, la condesa se rodeó de extraños sirvientes con los que practicó experimentos brujeriles y relacionados con la alquimia. Entre ellos, una bruja llamada Dorkó y su antigua nodriza, Jó Ilona, quien empezó a aconsejar a su señora el uso de la sangre para evitar los efectos del paso del tiempo. En aquel tiempo, Elizabeth ya empezó a martirizar a sus sirvientas con los más retorcidos métodos como cubrirlas de miel y dejarlas en medio de un jardín para deleite de los insectos o dejarlas en el frío invierno fuera mientras las congelaba con gélidos cubos de agua hasta convertirlas en auténticas estatuas de hielo. En sus castillos transilvanos de Csejthe y Varannó, la Báthory tuvo todo el tiempo y la soledad del mundo para desarrollar sus aficiones hasta un grado de sofisticación sádica escalofriante3.

Pasaron más de 10 años de matrimonio hasta que la condesa se convirtió en madre por primera vez de una niña llamada Anna. Tras ella vendrían Úrsula, Catalina y Pablo. A pesar de que la maternidad la alejó de sus extrañas actividades, una obsesión rondaba su cabeza desde hacía tiempo. El inefable paso del tiempo, el envejecimiento de su cuerpo, empezaban a preocupar a Elizabeth de un modo que terminaría convirtiéndose en enfermizo.

El baño de sangre
La muerte de su esposo el 4 de enero de 1604 radicalizó las actuaciones crueles de la condesa. Viuda, se dio al vicio de enamorarse de sí misma4.

La locura y sadismo de Elizabeth se desencadenó cuando una de sus desdichadas sirvientas le dio un desafortunado tirón de pelos mientras la peinaba. La bofetada que le propinó su señora le provocó una herida. La sangre le salpicó a Elizabeth en la mano quien fue pronto presa de la excitación al creer que la zona de la piel manchada se hizo más tersa y blanca. A la mente de Elizabeth volvieron las tétricas palabras de su nodriza y no dudó en desangrar a la torpe sirvienta y prepararse una bañera con su sangre en la que se sumergió. Ese sería el primero de una larga lista de asesinatos para abastecerse de la sangre suficiente que le daría la eterna juventud. En su paranoica locura no se conformó pues, para no frotarse con toallas que disminuyeran el efecto de la sangre, obligaba a otras sirvientas a lamerle el cuerpo. A estas más les valía no mostrar rechazo ni repugnancia pues el castigo sería peor. Torturarlas hasta la muerte fue una práctica que no dudó en llegar a cabo la condesa.

Ruinas del castillo de Csejthe

En aquella espiral de muerte y depravación, Elizabeth Báthory se hizo con una serie de artilugios como un terrible sarcófago conocido como la Dama de Hierro en el que introducía a sus víctimas que sufrían el pinchazo de los múltiples clavos que recubrían su interior.

Durante más de 10 años, los campesinos del lugar veían el carruaje de la condesa deambular por sus tierras en busca de pobres muchachas engañadas con la promesa de una vida mejor a la dura existencia del campo. Y las que se negaban, eran drogadas y obligadas a la fuerza a acompañar a Elizabeth a un castillo del que a buen seguro nunca más saldrían con vida. La gran cantidad de cadáveres fueron primero enterrados con cuidado en las inmediaciones de la fortaleza pero al final, la Báthory y sus cómplices no tuvieron reparo en dejarlos en los campos sin ningún problema. A pesar de que la población cercana empezó a sospechar de la desaparición constante de muchas de sus hijas, la alta cuna de la que provenía la condesa hizo que ésta pudiera continuar con sus prácticas asesinas de manera impune.

Un error de cálculo
Pero las jóvenes muchachas se fueron terminando y la sed de sangre de Elizabeth la llevó a cometer un grave error. No dudó, desesperada por conseguir líquido para sus baños y víctimas para sus sangrientas prácticas, recurrir a chicas de la aristocracia. El rey Matías no pudo ya hacer oídos sordos a las historias dramáticas que llegaban de su pariente.

Hombres del rey, dirigidos por el palatino Thurzó, decidieron investigar el caso. Cuando atravesaron los muros de Csejthe se encontraron un horrendo espectáculo de cadáveres torturados, sangre derramada y a la propia condesa disfrutando de uno de sus depravados baños.

La sentencia hecha pública el 17 de abril de 1611 condenaba a Elizabeth Báthory a ser recluida de por vida. No corrieron la misma suerte sus cómplices quienes fueron, todos ellos, ejecutados. La condesa pasó los siguientes 4 años enterrada en vida. Fue emparedada en su propio castillo, sin poder ver la luz del día, aislada completamente, con una sola rendija por la que recibía algo de comida. Moría el 21 de agosto de 1614.

Terminaba así la historia de terror de la Condesa Sangrienta a quien sus más de 650 asesinatos y torturas no le sirvieron más que para sembrar el horror. La supuesta belleza que su nodriza le había prometido de poco o nada le sirvió en su tumba.






______

1. Asesinos en serie. Pilar Abeijón. Pág. 108
2. Ídem. Pág. 109
3. Psycho Killers. Jesús Palacios. Pág. 44
4. Diccionario Espasa. Asesinos. Francisco Pérez Abellán y Francisco Pérez Caballero. Pág. 68


 Si quieres leer sobre ella


Infamous Lady: The True Story of Countess Erzsébet Báthory, Kimberly L. Craft
Biografía






La condesa sangrienta, Andrei Codrescu
Novela histórica







Ella, Drácula, Javier García Sánchez
Novela histórica







 Películas que hablan de ella 


Báthory







La condesa



16 comentarios:

  1. muy bueno el relato de esta Condesa pero me lei el relato entero de esta mujer y les falto una pequeña historia aqui se las dejo:
    «...una joven de doce años llamada Pola logró escapar del castillo de algún modo y buscó ayuda en una villa cercana. Pero Dorka y Helena Jo se enteraron de dónde estaba por los alguaciles, y tomándola por sorpresa en el ayuntamiento, se la llevaron de vuelta al Castillo de Cachtice por la fuerza, escondida en un carro de harina. Vestida sólo con una larga túnica blanca, la condesa Erzsébet le dio la bienvenida de vuelta al hogar con amabilidad, pero llamaradas de furia salían de sus ojos; la pobre ni se imaginaba lo que le esperaba. Con la ayuda de Piroska, Ficzko y Helena Jo, arrancó las ropas de la doceañera y la metieron en una especie de jaula. Esta particular jaula estaba construida como una esfera, demasiado estrecha para sentarse y demasiado baja para estar de pie. Por su [cara] interior, estaba forrada de cuchillas del tamaño de un dedo pulgar. Una vez que la muchacha estuvo en el interior, levantaron bruscamente la jaula con la ayuda de una polea. Pola intentó evitar cortarse con las cuchillas, pero Ficzko manipulaba las cuerdas de tal modo que la jaula se balancease de lado a lado, mientras que desde abajo Piroska la punzaba con un largo pincho para que se retorciera de dolor. Un testigo afirmó que Piroska y Ficzko se dieron al trato carnal durante la noche, acostados sobre las cuerdas, para obtener un malsano placer del tormento que con cada movimiento padecía la desdichada. El tormento terminó al día siguiente, cuando las carnes de Pola estuvieron despedazadas por el suelo.» un beso bye!!!

    ResponderEliminar
  2. Dios mio cuanta crueldad y demencia que ha existido a traves de los anios en este mundo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! no soy quien para juzgar pero ojala y esa condesa se este retorciendo en el infierno con sus propios metodos de tortura, y que cada vez que sienta dolor recuerde a cada una de sus 650 victimas........................de verdad que si!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. todo el mundo comete errores,hay que tener en cuenta tb las circunstancias en que ocurrio.Mi pesame para ella,para las victimas y bueno para todo elmundo.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Todo el mundo comete errores, hay que tener en cuenta tambien las circunstancias en que ocurrio. Mi pesame para ella..." espera, QUE? Estas completamente loco al sentir lastima por esa condesa zorra que asesino a tantas muchachas, por pura vanidad, era toda una demente,y creo que tu tambien. Eso no se justifica.

      Eliminar
  4. El libro de "Dracula" de Stoker,tiene su secuela en "Dracula,el no muerto" escriba por su bisnieto Dacre Stoker y Ian Holt, quien es guionista y miembro de la Asociación Transilvana de Drácula.
    Se inicia con varias escenas donde Báthory esta ejecutando a varias doncellas,yo hasta la fecha desconocia a este personaje y pensaba que era pura ficcion.
    La historia nos situará veinticinco años después de los acontecimientos de Drácula. El protagonista es Quincey, hijo de Jonathan y Mina, que trabaja en una obra de teatro sobre el conde transilvano producida por el propio Bram Stoker. La obra le llevará a oscuras revelaciones sobre el pasado de su familia, pero antes de poder enfrentarse a ellas su padre será asesinado y empalado en pleno Picadilly Circus
    Sin grandes pretensiones,a mi la secuela me gusto,pero tambien he decir que soy incondicional del mundo de los no muertos.
    Felicidades por tu pagina,me gusta mucho ;-)

    ResponderEliminar
  5. Hola k tal, me encanta ste bog. Pero que pedazo de mujer. Esa no era humana. Espero que en la habitacion donde la condenaron hubiera suficiente espacio para su ego, para que tmb se pudriera con ella. Besitos. Por cierto sandra, perdona mi correccion, pero t falto poner que la condesa, cuando tenia trece años se embarazo de un campesino y tuvieron que mantener su embarazo en secreto y al pequeño pues lo alejaron d su madre.

    ResponderEliminar
  6. Qué interesantes historias, es detestable lo que hizo esta condesa, pero son muy buenas todas estas biografías. Gracias

    ResponderEliminar
  7. Hay una teoría sobre lo que realmente sucedió con Erzsébet... incluso se ha escrito un libro sobre aquello.
    http://www.infamouslady.com/new_research.html, ahí pueden leer en inglés lo que se ha descubierto sobre su historia. No podemos olvidar que ella vivió en una época muy distinta, y que probablemente fue más víctima que victimaria.

    ResponderEliminar
  8. Esta historia es como un rompecabezas muchas piezas encajan la historia de su infancia y las malas influencias en su vida pero quiza sus crimenes fueron un ingrediente calumniador encaminado a despojarla de sus riquezas y poder SUENA MAS A LEYENDA esperemos que asi sea y no haya sido real toda esa tortura contra tanta pobre inocente.de ser asi OJALA QUE AUN ESTE CON VIDA ESTA MUJER PERO EN EL INFIERNO.

    ResponderEliminar
  9. anónimo.18 de noviembre 17.36. la condeza bathory una leyende que cuenta la trajica historia de una de las mas sangrienta historias que hallan existido aparte de dracula .me pregunto que fue lo que paso en realidad con ella dicen que al momento de morir le rogo ha dios que se la llevara tanto que hasta el mismo diablo sintió pena de ella y se llevo ala condeza en su caballo negro hasta los dominios del mismo infierno . no puedo negar que es un triste final para alguien como ella que pude aver tenido una vida distinta, me pregunto cada ves que veo su historia o la leo ¿Qué pudo aber llevado ha alguien que lo tubo todo a cometer estos crímenes que hasta el dia de hoy la marcan como una de las mayores asecinas de la historia . la condeza de sangre es una pena espero que les guste mi comentario

    ResponderEliminar
  10. pues yo la verdad si creo que haya pasado ya que anteriormnete los nobles hacian lo que les venia en gana ,esta interesante esta historia me gusta mucho ,, bueno no las muertes de todas la jovenes pero es interesante la forma de pensar de erszebeth

    ResponderEliminar
  11. existen historias de sangre y muerte pero esta historia confieso es una de las historias que mas me tiene intrigada.como pudo la condeza llegar a tales extremos que pudo everle pasado para que cometiera esos crimenes de las cuales hasta el dia de hoy se le recuerda como la condeza de dracula,pienzo que a un hay mas en esta historia que a un no se descubierto,algo que a un no a salido ala luz. ¿acaso fue su obsecion por conserbar su belleza fue lo que la llevo a cometer tantos errores espero que les guste mi comentario gracias

    ResponderEliminar
  12. En el libro Vampyr hablan de ella es un libro muy interesante,tambien hablan de Anna Darluvia y de Jhohannes Ujvary

    ResponderEliminar
  13. ...Ilona, quien empezó a aconsejar a su señora el uso de la sangre para evitar los efectos del paso del tiempo.

    ResponderEliminar
  14. Les aconsejo que lean Vampyr de Carolina Andújar...

    ResponderEliminar
  15. Otra novela que narra su vida es "La Condesa Sangrienta" de Alejandra Pizarnik que cuenta, además, con las excelentes ilustraciones de Santiago Caruso.

    ResponderEliminar