domingo, 10 de junio de 2012

El arte flamenco en femenino, Caterina van Hemessen (1528-1587)

Autorretrato (1548)
Muchas de las mujeres artistas de la historia han seguido patrones similares: han aprendido en los talleres paternos, su carrera se ha visto a menudo truncada tras un matrimonio no siempre deseado y su obra no siempre se ha reconocido como propia. Caterina van Hemessen, pintora de la escuela flamenca del siglo XVI, siguió ese mismo patrón.

Del taller de su padre a la corte
Caterina van Hemessen nació en la ciudad belga de Amberes en 1528. De los primeros años de su vida solamente se sabe que, como hija de un pintor llamado Jan Sanders van Hemessen, inició sus estudios artísticos en el taller paterno. 

Hacia 1540, junto a su padre, Caterina entró en la corte bajo el patronazgo de la Reina María de Hungría, hermana del emperador Carlos V y regente en aquel tiempo de los Países Bajos. 


Caterina realizó entonces numerosos retratos de los miembros de la corte así como distintos lienzos centrados en temas religiosos. 

De la corte al hogar
Joven dama (1548)
Pero su matrimonio en 1554 frenó en seco su carrera artística. Casada con Chrétien de Morien, un reputado organista de la catedral de Amberes, Caterina, con apenas 26 años, dejó de pintar para dedicarse a su nuevo papel de esposa. 

Sin embargo, cuando poco tiempo después María de Hungría renunció a la regencia y se marchó a vivir a España, Caterina y su marido siguieron sus pasos y disfrutaron de una vida más o menos acomodada gracias a la ayuda económica de la hermana del emperador.
La pareja pasó poco tiempo en España pero de este período se sabe que Caterina volvió a coger el pincel para colaborar en la creación del retablo de Tendilla del Monasterio Jerónimo de Santa Ana de Guadalajara. 

Cuando en 1558 fallecía su protectora, Caterina y su esposo volvieron a su ciudad natal donde la pintora moriría en 1587, a los 60 años de edad. 

Retablo de Tendilla
La obra de Caterina
La obra de Caterina van Hemessen, al menos la catalogada y certificada como suya es escasa pero de gran valor artístico: A penas 6 retratos y un autorretrato y alguna pintura religiosa. 

4 comentarios:

  1. Que interessant, a aquesta pintora no la coneixia.. De nou amplies els meus coneixements amb el teu meravellós blog. Gràcies i una forta abraçada!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante esta pintora sobre la que no conocía su existencia. Me ha gustado mucho, por la cuenta que me trae, el cuadro de la dama tocando el virginal. ¿Sabes si estos cuadros se pueden ver en alguna sala de Amberes o en algún lugar de Bélgica?

    No sé si ya lo habrás hecho pero por si acaso no permíteme recomendarte a una pintora cuya obra conocí en Amsterdam: Judith Leyster, que es un poco posterior: http://es.wikipedia.org/wiki/Judith_Leyster

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, gracias por citarme esta otra pintora. Me la apunto en pendientes.

      Referente a las obras de Caterina, su autorretrato está es en Öffentliche Kunstsammlung de Basilea. El retablo de tendilla en un museo de arte de Cincinnati. Otros cuadros suyos están en el British museum y en el Rijksmuseum de Amsterdam

      Espero haberte ayudado. Un saludo

      Eliminar
    2. Por supuesto que sí, muchas gracias... no creo que me llegue hasta Cincinatti pero a Londres y a Amsterdam volveré seguramente pronto. Gracias otra vez.

      Eliminar