viernes, 2 de diciembre de 2011

La pintora trapecista, Suzanne Valadon (1867-1938)

Autorretrato - 1883
El impresionismo y todas sus variantes dieron al mundo del arte grandes nombres de pintores pero también fue un momento en el que las mujeres pintoras destacaron en un número elevado. Una de ellas, Suzanne Valadon, se consagró como una de las artistas postimpresionistas más importantes. Pintora de éxito, tuvo una vida bohemia acorde a los estereotipos bohemios del momento.

El salto de la trapecista
El verdadero nombre de Suzanne Valadon era Marie-Clémentine Valade. Marie-Clémentine nació el 23 de septiembre de 1867 en Bessines-sur-Gartempe. Su madre, Madelaine, era una costurera y lavandera que tenía una vida amorosa muy disipada lo que hizo que Marie-Clémentine no supiera nunca quien había sido su padre.

Marie-Clémentine tenía 14 años cuando se fugó a París. Su madre la encontraría en Montmatre donde sobrevivía como podía y empezó a vivir la vida bohemia rodeada de artistas e individuos de dudosa reputación.

Mujer con contrabajo - 1908
Al poco tiempo aceptó el reto de trabajar como acróbata en un circo en el que pasó un tiempo feliz y donde sería vista por los grandes artistas del momento como Renoir, Degas, Puvis de Chavannes o Toulouse Lautrec, algunos de los cuales terminarían teniendo una relación sentimental con ella. Un tiempo breve, sin embargo, pues su temeraria intención de convertirse en trapecista la llevó a subirse a un mástil del que cayó y quedó malherida.

La modelo que aprendió a pintar
Frustrado su sueño de vivir como una artista de circo, su belleza física la llevó a dedicarse a posar como modelo para los pintores de París. Pero pronto empezó a aprender y a practicar en secreto el manejo del pincel y los entresijos de la pintura. Sería uno de esos pintores, Degas, quien más animaría en sus primeros años como pintora a que continuara con su obra artística que le terminaría reportando fama, dinero y reconocimiento entre los colegas de profesión. Este reconocimiento culminó el año 1894 cuando se convirtió en la primera mujer en administrar la Société Nationale des Beaux-Arts. Las principales temáticas de sus obras fueron las naturalezas muertas y los desnudos.

Mujer con medias blancas - 1924
Su relación con los artistas del momento traspasó los límites de la profesionalidad. Como su propia madre, Marie-Clémentine dio a luz a un niño en 1883 cuando era aún una joven de 16 años y sin saber quién era el padre. Al pequeño le puso el nombre de Maurice Valandon aunque con el tiempo asumiría el apellido de Utrillo gracias a un periodista español, admirador de la pintora, llamado Miguel Utrillo y Molins, quien lo reconoció legalmente como su padre. Maurice Utrillo seguiría los pasos de su madre, no sólo convirtiéndose en un gran artista sino también en un bohemio libertino.

Pero antes de conocer al periodista español, Marie-Clementine tuvo otras relaciones amorosas. Con algunos de sus amantes llegó a casarse aunque dichos compromisos no durarían demasiado. Toulouse Lautrec fue uno de sus amantes más destacados. Si Degas la había animado a continuar pintando, fue Lautrec quien llegó incluso a proponerle cambiar su nombre por el de Suzanne Valadon para conseguir más reconocimiento entre los artistas bohemios de París.

Artista consagrada, vida vacía
Suzanne Valandon vivió el último período de su vida como una artista consagrada. Sin embargo, la fama de su arte postimpresionista no compensó la tristeza de su vida privada. Compartía su casa con su anciana madre y con su hijo, quien pronto se convirtió en un pintor controvertido demasiado dependiente del alcohol.

Suzanne Valadon moría el 7 de abril de 1938. Sus obras permanecen vivas en grandes pinacotecas del mundo como el Centro Georges-Pompidou de París o el Metropolitan Museum of Art de Nueva York.

 Su  obra 


Consulta online toda su obra en Wikipaintings
http://www.wikipaintings.org/en/suzanne-valadon


4 comentarios:

  1. Mi querida Sandra, lástima de vidas tan infortunadas y llenas de altibajos las de mujeres artistas como Suzanne Valadon; y lástima también del anonimato que gozan aún hoy en los círculos más academicistas. Es admirable la labor de tu blog por recuperárnoslas y poder así darles su justo reconocimiento; para mí ha sido en esta ocasión todo un descubrimiento.
    Mil gracias por ello y mil bicos, queridiña.

    ResponderEliminar
  2. Mi querida profedegriego: preciosas palabras me dedicas siempre en tus comentarios. Palabras que recargan mis ánimos, a veces cansados tras largos días de trabajo fuera y dentro de casa, para continuar con esta bonita aventura. Besos

    ResponderEliminar
  3. Suzanne Valadon corrigée / Suzanne Valadon corregida
    http://www.youtube.com/watch?v=4zih-lkOjxA

    ResponderEliminar
  4. Gràcies per aquest apunt i per tots els altres. Una petita correcció però: el segon cognom d'Utrillo era Morlius i a part de crític d'art era també pintor.

    ResponderEliminar