domingo, 9 de octubre de 2011

En favor de los demás, Eleanor Roosevelt (1884-1962)

Madre de sus hijos, esposa de su marido, primera dama de su país y defensora de los derechos humanos en todo el mundo, Eleanor Roosevelt fue una gran mujer que trabajó toda su vida por los demás. No en vano, Harry Truman la nombró “Primera dama del mundo”.

La niña abuelita
Anna Eleanor Roosevelt nació el 11 de octubre de 1884 en la ciudad de Nueva York. Era hija de Elliott Roosevelt y Anna Hall Roosevelt, quien llamaba a su hija cariñosamente “abuelita” por sus maneras de actuar un tanto anticuadas. Eleanor era sobrina del que sería presidente de los Estados Unidos al inicio del siglo XX, Theodore Roosevelt. Anna tenía dos hermanos pequeños y un medio hermano nacido de una relación extramatrimonial de su padre con una sirvienta.

A pesar de haber nacido en una familia adinerada y de la alta sociedad estadounidense, Eleanor no tuvo una infancia feliz. Cuando era una niña de 8 años vio morir a su madre de difteria, enfermedad que también se llevaría a uno de sus hermanos; dos años después desaparecía su padre después de haber sido ingresado en un sanatorio por sus graves problemas con el alcohol. Por aquel entonces Eleanor ya se había trasladado a vivir con su abuela materna aunque pronto marchó a Londres donde terminó sus estudios. Al otro lado del Atlántico, Eleanor consiguió desterrar sus sentimientos de inferioridad gracias en parte a Marie Souvestre, una educadora de la academia privada en la que ingresó, y que supo inculcar en Eleanor grandes dosis de autoestima.




La esposa de su primo
En 1902, una joven alta, esbelta y bien educada, volvía a Nueva York para hacer su debut en la alta sociedad. Antes de terminar el año, Eleanor conoció a su primo Franklin Delano Roosevelt. Tras un breve noviazgo, el 17 de marzo de 1905 se casaron. La presencia al enlace del entonces presidente Theodore Roosevelt dio al acto una relevancia social importante.

Eleanor y Franklin fueron una pareja feliz los primeros años, a pesar de la oposición y las constantes críticas de la madre de Franklin, Sara Delano Roosevelt. Tuvieron 6 hijos, uno de los cuales falleció siendo aún un niño.

La esposa del senador
En 1910 Franklin fue nombrado senador del estado de Nueva York y la pareja se trasladó a vivir a Albany. Allí, Eleanor empezó a conocer los entresijos de la vida política y a participar en diferentes organizaciones.



Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914 ingresó en la Cruz Roja. En aquellos años también apoyó la Liga de las Mujeres Votantes, la Liga de Mujeres de la Unión de Comercio y la División de Mujeres del Partido Demócrata.

A pesar del distanciamiento que sufrió la pareja tras descubrirse un romance de Franklin con otra mujer, Lucy Mercer, Eleanor se mantuvo a su lado, sobretodo en momentos críticos como en 1921 cuando Franklin enfermó de poliomielitis.




La esposa del presidente
En 1933 Franklin Delano Roosevelt era elegido Presidente de los Estados Unidos de América. Eleanor se convertía en la Primera Dama. Con sus años de experiencia política previos, Eleanor cambió la manera de hacer de su antecesora y tía, Edith Roosevelt, y de muchas otras primeras damas. En un tiempo en el que la mujer ejercía un papel relativamente reducido en la vida pública, la nueva Primera Dama dio más de 300 conferencias para mujeres periodistas y participó en multitud de actos políticos en defensa de los derechos femeninos, sobretodo de las mujeres afroamericanas y de los derechos civiles en general. La columna de un periódico llamada My Day fue testigo de sus pensamientos y opiniones en defensa de los más desfavorecidos.

La mujer activista
La muerte de su marido en 1945 y su aparente retirada de la primera fila política no detuvieron el espíritu de lucha incansable de Eleanor. Como delegada de la Asamblea de las Naciones Unidas y en su Comisión por los Derechos Humanos, participó en la formulación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.




Eleanor Roosevelt escribió cuatro libros en los que relató su vida y sus ideas y pensamientos en favor de los demás.

El 7 de noviembre de 1962, la incansable Eleanor fallecía a los 78 años de edad. Tras de sí dejaba una vida plena. Fue madre, esposa, política y activista. Fue una de las mujeres más influyentes de las Naciones Unidas que luchó toda su vida por los más desfavorecidos.

Enterrada en Hyde Park, al lado de su esposo, su funeral fue presidio por el presidente John F. Kennedy y dos ex presidentes, Truman y Eisenhower.

En 1996 se erigió en Riverside Park un memorial en su honor.

 Si quieres leer sobre ella


Eleanor Roosevelt. La feminista que cambió el mundo
J. William T. Youngs





La pasión de ser mujer
Eugenia Tusquets y Susana Frouchtmann

3 comentarios:

  1. No en sabia gran cosa d'aquesta gran dona, encara que havia llegit que va fer una gran tasca com a primera dama durant els anys de la gran depressió, fomentant el que la gent tingues un hort, publicant o afavorint les publicacions de receptes económiques i maneres d'estalviar les families...Sens dubte una gran dona!
    Elisenda

    ResponderEliminar
  2. gracias, me sirvió muchísimo.

    ResponderEliminar