lunes, 11 de julio de 2011

Había una vez, Madame d'Aulnoy (1651-1705)

Grandes nombres de escritores de cuentos de hadas han pasado a la historia. Perrault, los hermanos Grimm han hecho inmortales sus historias y sus nombres. Pero en tiempos de Perrault existió una hermosa dama que escribió relatos de príncipes y princesas que no alcanzaron la fama de aquellos escritores.

Acusaciones falsas
Marie Catherine Le Jumelle de Barneville nació en 1650 o 1651 en Barneville-la-Bertran en el seno de una familia noble. Cuando era una joven de tan solo 15 años, Marie Catherine se casó con el barón d'Aulnoy, François de la Motte. Tenía 30 años más que ella y un origen dudoso.

A pesar de tener cinco hijos, el matrimonio no debería haber sido feliz pues la nueva Madame d'Aulnoy no dudó en acusar a su marido falsamente de un delito de lesa majestad. Demostrada su inocencia, el conde se vengó de su esposa dejándola en una difícil situación económica. Marie Catherine tuvo que huir de París para evitar ser ella misma acusada de injurias. Tras permanecer en varios lugares de Europa, se instaló por una larga temporada en Madrid.

Viaje por España
A pesar de ser bien recibida y recibir grandes alagos de la corte madrileña, Madame d'Aulnoy no dudaría en escribir un libro Viaje por España, en el que abocaba duras palabras críticas contra su país de acogida. De todos modos, algunos autores posteriores dudaron de la veracidad y autoría de dicha obra.

Las hadas de la corte
Tiempo después de quedar viuda, el rey de Francia Luis XIV accedió a concederle su perdón en 1685. A cambio, Marie Catherine había tenido que ejercer de espía para el monarca francés.

De vuelta a la corte de París, dedicó su vida a escribir varios cuentos de hadas que en su momento tuvieron una importante respuesta. Entres sus relatos destacan El pájaro azul, La Bella de los cabellos de oro o La princesa Rosette, la gran mayoría protagonizados por damas de la alta sociedad en un estilo barroco y recargado.

A pesar de la buena acogida de su obra literaria, Madame d'Aulnoy no alcanzó la fama internacional y eterna de otros grandes escritores de cuentos de hadas.

Marie Catherine murió el 14 de enero de 1705 a los 54 años de edad.

 Algunas de sus obras

El cuarto de las hadas, Madame d'Aulnoy






El príncipe duende y otros cuentos de hadas, Madame d'Aulnoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada