martes, 17 de mayo de 2016

La musa demente, Fanny Cornforth (1835-1909)

Su belleza contrastaba con sus aires rudos y su educación poco refinada. Algo que no pareció importarle al pintor pre-rafaelita Dante Gabriel Rossetti, quien sustituyó a su antigua amante y musa no sólo en su corazón sino también en sus lienzos para hacer del rostro y el cuerpo de Fanny Cornforth una inmortal obra de arte. Fanny y Dante mantuvieron una relación libre, aceptando relaciones con terceros. Pero el círculo familiar de Rossetti no aceptó nunca a aquella muchacha de clase inferior que terminaría sus días sola en un sanatorio de Inglaterra. Su rostro, sin embargo, permanecería vivo para siempre en los hermosos cuadros del pintor. 

Fanny Cornforth se cree que se llamaba en realidad Sarah Cox. Nació el 3 de enero de 1835 en Steyning, Sussex. Hija de un herrero, Fanny conoció al pintor pre-rafaelita en 1858. Al parecer, Fanny era una joven que ejercía la prostitución. La primera vez que posó para él fue para hacer de modelo de la melena de la joven que aparecía en su cuadro Found. En 1859 Fanny fue inmortalizada en el precioso retrato titulado Bocca Baciata (Labios que deben ser besados). En la parte trasera del cuadro el pintor añadió un texto sacado del Decamerón de Boccaccio: La boca besada no pierde su frescura sino que se renueva como hace la luna



Cuando Fanny y Dante iniciaron su relación, el pintor estaba unido sentimentalmente a otra de sus musas, Elizabeth Siddal, con la que casó en 1860. Pocos meses después, Fanny también se casaba con un mecánico llamado Timothy Hughes del que terminaría separándose. 

Bocca Baciata

Rosamunda

El pintor y su nueva musa y amante continuaron su relación personal y profesional. Fanny protagonizó muchos de los cuadros de Rossetti como el lienzo de 1861 en el que era retratada como Rosamunda, la amante del rey Enrique II Plantagenet y el cuadro de 1867 como Lady Lilith

Lady Lilith

Cuando en 1862 fallecía la esposa de Rossetti, Fanny se instaló en su casa como su ama de llaves y continuó siendo su amante aunque tuvo que competir con otra de las musas del pintor, Jane Morris. Fanny se vio obligada a abandonar el hogar de Rossetti en 1877 presionada por sus familiares y amigos que nunca aceptaron a aquella joven que provenía del mundo rural y tenía un pasado deplorable. 

Su marido había fallecido en 1872, así que Fanny, apartada de la vida del pintor, se vio libre para empezar una nueva relación. Su nuevo amor se llamaba John Schott, con quien se casó en 1879. Fanny visitó en alguna ocasión a su antiguo amante para cuidarlo en sus últimos momentos. Tras su muerte, en 1882, Fanny y su marido abrieron una galería de arte con algunos de los cuadros que el pintor le había regalado. 




En 1891 volvía a quedarse viuda y durante un tiempo vivió con su hijastro, el hijo que Schott había tenido de su primera esposa, de quien se había divorciado para casarse con Fanny. También sobrevivió a su hijastro. Desde 1905 la salud mental de Fanny empezó a declinar. En la primavera de 1907 fue ingresada contra su voluntad en un asilo para enfermos mentales de Sussex a instancias de la familia de su segundo marido. Allí vivió sola hasta su muerte, el 24 de febrero de 1909.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada