miércoles, 4 de marzo de 2015

La actriz perdida, Lana Turner (1921-1995)

La vida privada de Lana Turner oscureció su carrera cinematográfica e incluso la abocó a un final prematuro. Casada en siete ocasiones, Lana mantuvo otros muchos romances y protagonizó un turbio episodio con uno de ellos. Fue el dramático asesinato de uno de sus maridos por parte de su única hija lo que escandalizó al Hollywood que había enamorado con su belleza y su talento. 

Julia Jean Mildred Frances Turner nació el 8 de febrero de 1921 en Wallace, Idaho, en los Estados Unidos. Poco tiempo después, ella y su madre, Mildred, marcharon a vivir a San Francisco. Su padre, Virgil, un hombre alcohólico y jugador, había fallecido posiblemente asesinado poco antes. En 1935, madre e hija volvieron a mudarse, esta vez de manera definitiva, a Los Angeles. 

Julia estudió en el Hollywood High School pero no era precisamente una alumna ejemplar. No le gustaba estudiar y se saltaba las clases constantemente. Fue en una de esas ocasiones que se habían hecho habituales cuando la jovencita fue descubierta por un cazatalentos de Hollywood. Julia se encontraba bebiendo una soda en el Top Hat Café, que con el tiempo se convertiría en un lugar de culto, cuando William R. Wilkerson, un publicista del Hollywood Reporter, se fijó en ella. 

William le arregló una cita con Zeppo Marx, uno de los famosos hermanos Marx, quien por aquel entonces tenía una agencia de talentos. En 1937 conseguía su primer papel en la gran pantalla. Era una escena breve pero su presencia y su atuendo, una minifalda y un jersey que marcaban sus voluptuosas formas dieron comienzo a una carrera cinematográfica que tendría su máximo apogeo en los años cuarenta.

Convertida en Lana Turner, firmó un contrato con la Metro Goldwyn Mayer y empezó a protagonizar cintas destacadas y a compartir cartel con actores como Clark Gabler o Spencer Tracy. Su gran oportunidad llegó con El cartero siempre llama dos veces (1946), película que la consagró como actriz.

En el apogeo de su fama como actriz de Hollywood, Lana Turner ya se había casado en varias ocasiones. En 1940 lo hizo con Artie Shaw, un músico del que separó siete meses después. En 1942 se casaba con Steve Crane, actor como ella y con quien tuvo a su única hija, Cheryl. De Crane se separó y se volvió a casar en pocos años.

Su matrimonio con Crane finalizó en 1944 cuando se unió con Bob Topping del que también se divorciaría. El siguiente en la lista fue Lex Barker, con quien estuvo casado de 1953 a 1957. Este último año, Lana consiguió su única nominación a los Oscars por su participación en Vidas Borrascosas



Un año después, su hija Cheryl mataba a Johnny Stompanato, uno de sus amantes. En el juicio, en el que Cheryl aseguró que lo había hecho en defensa propia al verse agredida por la víctima, salieron a la luz episodios oscuros de una Lana que empezaba a depender del alcohol. 

Desde entonces y hasta el final de su carrera, los productores cinematográficos empezaron a cerrarle las puertas. En 1960 se casaba de nuevo con Fred May y otra vez se divorciaría tan sólo dos años más tarde.



En los últimos años de su carrera aceptó un papel en la famosa serie de televisión Falcon Crest que abandonaría tras finalizar la segunda temporada. 

Lana Turner fallecía el 29 de junio de 1994 a los setenta y cuatro años de edad en su casa de California.

2 comentarios:

  1. Llevo horas leyendo historias de mujeres valiosas que me llenan de orgullo de mi genéro, pero leer la historia de esta mujer si es un completo despropósito, no entiendo porque la ponen al lado de mujeres tan grandes!

    ResponderEliminar
  2. si bien la ayudo y mucho su gran belleza y ser una de las mujeres mas deseadas de los años 40 y 50 fue una gran actriz e izo muchas y grandes películas

    ResponderEliminar