miércoles, 29 de enero de 2014

Dirigiendo en Hollywood, Dorothy Arzner (1897-1979)

En los años 30, cuando Hollywood aún estaba asentando los cimientos de la que sería la mayor fábrica de sueños, habían muchas actrices ante las cámaras, pero sólo una mujer despuntó detrás de ellas. Dorothy Arzner quería ser médico, pero cuando entró en contacto con la meca del cine, supo que su vida iba a ir por otros derroteros. Dorothy no fue sólo la única mujer directora de aquellos años sino que lo hizo con gran talento.

Dorothy Arzner nació en San Francisco el 3 de enero de 1897 pero pasó su infancia en Los Angeles donde su padre regentaba un bar donde iban muy asiduamente las estrellas de Hollywood. Dorothy, después de terminar sus estudios en el instituto, se matriculó en la Universidad del Sur de California en la facultad de medicina. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial dejó temporalmente sus estudios para servir en el Cuerpo de Ambulancias. Al terminar la guerra Dorothy tenía intención de retomar sus estudios de medicina pero una visita a unos estudios de cine le hicieron cambiar radicalmente de opinión. Pero Dorothy no se sintió atraída por el mundo de la interpretación sino que pensó en hacerse directora de cine, algo nada usual en una mujer. 

Dorothy tuvo la suerte de iniciar su camino en Hollywood de la mano del hermano de Cecil B. DeMille, el director de cine William C. DeMille. Primero trabajó como secretaria del departamento de guiones de la Famous Players-Lasky para pronto convertirse en escenógrafa y guionista. Su primer trabajo como editora, en 1922, fue en el clásico Blood and Sand. Sus siguientes trabajos le dieron a Dorothy el prestigio necesario para que la Paramount confiara en ella para dirigir su primera película. Fue en 1927, con el film Fashions for Women. La película fue un éxito de taquilla y muy bien recibida por la crítica. Aquel mismo año, la nueva directora Dorothy Arzner dirigiría dos películas más. 



Durante los años treinta, Dorothy dirigió un gran número de películas, primero con la Paramount para después dirigir de manera independiente. En sus películas empezaron a aparecer actrices que con el tiempo se convertirían en estrellas de Hollywood, como Katharin Hepburn. 

Muchas de sus películas tenían como trasfondo mensajes en favor de las mujeres y en defensa de un lesbianismo poco común públicamente en aquellos primeros decenios del siglo XX. Dorothy tuvo varios romances con distintas mujeres y mantuvo una relación estable con la bailarina y coreógrafa Marion Morgan con la que convivió desde los años treinta hasta su muerte.

Sin una razón aparente, Dorothy Arzner dejó de dirigir películas en 1943 para centrarse en la dirección de anuncios televisivos o películas de entretenimiento para el ejército, que realizó durante la Segunda Guerra Mundial. Durante un tiempo fue también profesora de cine en la Universidad de California donde tuvo a alumnos de la talla de Francis Ford Coppola.

Dorothy Arzner fallecía el 1 de octubre de 1979 en La Quinta, California. Su carrera como directora recibió muchos reconocimientos, entre ellos, una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada