domingo, 29 de enero de 2017

La atleta republicana, Margot Moles (1910-1987)

Durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 1936 organizados por la Alemania nazi, la delegación española estuvo formada por cuatro esquiadores de fondo y dos esquiadoras alpinas, Ernestina de Herreros y Margo Moles. Moles fue una deportista completa que destacó en hasta cuatro disciplinas distintas, atletismo, hockey, natación y esquí. Mujer con gran vitalidad y espíritu de superación, Margot Moles fue una pionera del deporte español durante los años de la Segunda República. La llegada del franquismo se encargó de destruir su vida privada y silenciar una exitosa carrera como deportista. 

Margot Moles nació el 12 de octubre de 1910 en la localidad barcelonesa de Terrassa en el seno de una familia de la burguesía catalana. Su padre, Juan Moles Ormella, era profesor del Instituto Escuela, un centro educativo creado a instancias de la Institución Libre de Enseñanza pionero en la España de principios del siglo XX. Allí estudio la propia Margot y su hermana mayor Lucinda. Juan Moles llegaría a ser ministro de Gobernación de la Segunda República. 

Entre las disciplinas educativas que recibió Margot en el Instituto Escuela se encontraba la educación física que atrapó a la joven estudiante desde bien pequeña. Que las mujeres practicaran deportes a nivel profesional era algo prácticamente inexistente en aquellos años pero Margot Moles supo pronto que quería dedicar su vida al deporte. 




En 1931 ganaba su primer campeonato de atletismo como lanzadora de disco; al año siguiente repetía título y se hacía también con la especialidad de peso. Margot continuó practicando atletismo pero a pesar de sus marcas no pudo competir como atleta en ninguno de los Juegos Olímpicos que se celebraron en aquellos años. 

Fue el esquí, deporte en el que también se especializó, el que le permitió asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno de 1936 celebrados en la estación alemana de Garmisch-Partenkischen. A pesar de que en España había conseguido ganar varios torneos femeninos de esquí, su participación en los Juegos Olímpicos fue accidentada y tuvo que retirarse tras una aparatosa caída. 




Durante la década de 1930, antes del estallido de la Guerra Civil, Margot moles destacó también como jugadora de Hockey ganando tres campeonatos de España consecutivos como capitana del Athelic Club de Madrid. También popularizó la natación entre las mujeres como socia fundadora del histórico club Canoe. Margot fue además profesora de Educación Física del Instituto Escuela donde ella misma había sido alumna. 

Margot Moles se había casado con Manuel Pina y su vida como profesional del deporte parecía no tener fin cuando la llegada del franquismo acabó con sus sueños. En 1942, su marido era fusilado por pertenecer al bando republicano. Su familia había marchado al exilio y ella, con poco más de veinticinco años vio cómo su leitmotiv, el deporte, desaparecía de la ideología franquista construida para las mujeres. En 1939 se prohibía el atletismo femenino. 




Como republicana, Margot Moles se vio relegada al ostracismo social y su brillante carrera deportista truncada de golpe. Sus logros deportistas durante la Segunda República fueron silenciados durante décadas. 

En 1981, ya en tiempos de la democracia, Margot Moles recibió el homenaje del club de atletismo femenino AFA. Falleció el 19 de agosto de 1987 en Madrid. 

 Si quieres leer sobre ella

Margot Moles, la gran atleta republicana, Ignacio Ramos. 

Libro en proyecto de mecenazgo. Si quieres convertirte en mecenas de esta magnífica obra clica aquí




1 comentario:

  1. Hola, una pequeña corrección. El padre de Margot fue Pedro (Pere) Moles, y no Juan. Juan era tío de Margot. Pedro Moles trabajó en el instituto escuela de Madrid, y murió exilado en México.

    ResponderEliminar