domingo, 22 de junio de 2014

La señora Wilde, Constance Lloyd (1859-1898)

Oscar Wilde pasó a la historia como uno de los mejores escritores de la época victoriana, pero también por su vida privada plagada de turbios acontecimientos y por sus tendencias sexuales que, en aquellos tiempos puritanos, lo llevaron a la cárcel. Antes de sufrir el escándalo público, Wilde había intentado mantener una vida acorde a los estándares sociales de la época. En 1884 se había casado con una dama de extraña belleza y alta alcurnia con la que llegó a tener dos hijos. Constance Lloyd se enamoró sinceramente de Oscar, por lo que es fácil imaginar su turbación al descubrir los amores homosexuales de su esposo que no sólo fueron un escándalo sino que lo llevaron a la cárcel. Constance se refugiaría en sus hijos, en el arte y en la escritura, así como en estrambóticos movimientos espiritistas y filosóficos.

Constance Mary Lloyd nació el 2 de enero de 1859 en Dublín. Sus padres se llamaban Adelaide Atkinson Lloyd y su padre, que era abogado, Horace Lloyd. Poco o nada se conoce de los primeros años de su vida, pues su biografía pública se inicia con el matrimonio con el famoso escritor inglés.

Oscar y Constance se habrían conocido en 1879 en una fiesta. Cinco años después se casaban, ella profundamente enamorada del genio de la literatura. Tras una boda por todo lo alto y una romántica luna de miel en París, En menos de dos años, nacerían sus dos hijos, Cyril  y Vyvyan. 

Fue entonces cuando Constance empezó a sospechar lo que ya su hermano le había advertido poco antes de casarse con Oscar. El escritor, después de vivir un breve periodo de matrimonio, dejó de prestar atención a su esposa, quien había cambiado su belleza juvenil por un cuerpo maltratado por dos embarazos demasiado consecutivos.

Antes de su condena pública por homosexual, Oscar y Constance llevaban tiempo distanciados. El dejó de ocuparse de sus hijos, vivía más en hoteles que en su propia casa y tenía relaciones con distintos hombres, además de vivir cercano a los mundos más turbios y oscuros del Londres victoriano. Constance intentó olvidar los desencuentros de su marido dedicándose a sus hijos y al arte y la literatura. En 1888 escribiría There Was Onceuna recopilación de cuentos infantiles que había oído a su abuela en la infancia.

En 1895 Oscar Wilde era detenido, juzgado y encarcelado acusado de "incidencia grave". Constance sólo visitó en una ocasión a su marido en la cárcel. Después le retiró toda ayuda económica y le obligó a renunciar a sus derechos paternos. 

Constance se refugió en la espiritualidad de un convento, leyendo a Dante o tocando el piano. Incluso podría haber llegado a tener una relación amorosa con otro hombre, pero este dato no está del todo documentado.

Constance Lloyd, fallecía el 7 de abril de 1898, con tan sólo treinta y nueve años. Enterrada en Génova, cuando Oscar Wilde visitó su tumba poco antes de morir, observaría con tristeza un epitafio que rezaba así: "Constance Mary, hija de Horace Lloyd". Muchos años después, en 1967, se añadiría "Esposa de Oscar Wilde".

 Si quieres leer sobre ella

Constance, Franny Moyle 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada