domingo, 31 de marzo de 2013

Pintura divina, Sor Plautilla Nelli (1524-1588)

Que una mujer se hiciera un hueco en el mundo de la pintura y del arte en general era toda una odisea. Pero si además esa mujer era una monja, las probabilidades de alcanzar la fama artística se reducían considerablemente. La primera pintora reconocida como tal en el renacimiento fue una monja florentina conocida como Sor Plautilla Nelli. De ella se han identificado muy pocas obras pero todas ellas de tal calidad que el propio Vasari hizo un hueco para ella en sus alabanzas artísticas. 

La noble convertida en monja 
Polixena Nelli nació en Florencia el 29 de enero de 1524 en el seno de una familia noble. Su padre, Piero di Luca Nelli era pintor pero reservó para su hija otro destino que el artístico. Es probable que Polixena entrara en el convento florentino de Santa Catalina de Siena en 1538, cuando tenía 14 años, obligada por su familia. 

Influencias artísticas
Las monjas que vivían en el convento en el que ingresó Polixena con el nombre de Plautilla eras seguidoras de un predicador que intentó sacudir los cimientos de la iglesia con sus discursos encendidos en los que denunciaba la corrupción y el lujo en las altas esferas eclesiásticas. Además de sus críticas, Savonarola defendía un estilo de vida concreto para las religiosas según el cual éstas debían dedicar su vida tras los muros de los monasterios al arte. Esto habría empujado a Sor Plautilla a iniciarse en el mundo de la pintura. Una de sus principales influencias fue una valiosa colección de dibujos del pintor dominico Fra Bartolommeo que recibió de un alumno suyo, Fra Paulino. Lo que no está claro es que recibiera instrucciones directas de este pues siendo monja es extraño que pudiera entrar en contacto con otras personas ajenas a su convento. Pero sea como fuere, Sor Plautilla recibió la inspiración de estos y otros pintores de su tiempo como Leonardo da Vinci o Rafael.

Parece ser que Sor Plautilla Nelli recibió muchos encargos a lo largo de su vida de obras religiosas, desde miniaturas hasta tablas de gran formato. Aunque, lamentablemente muy pocas se han identificado como suyas. La lamentación con santos (hoy en el Museo San Marco de Florencia), La Virgen con el Niño y cuatro ángelesPentecostés de la Iglesia de San Domenico de Perugia o La Última Cena del Convento florentino de Santa Maria Novella son algunas de las pocas obras que se han identificado como suyas.

Durante toda su vida artística Sor Plautilla recibió los halagos de grandes eruditos, entre ellos el propio Giorgio Vasari quien la calificó de virtuosa. Y además de pintar, reservó parte de su tiempo a transmitir su sabiduría a otras monjas de su convento.

Sor Plautilla Nelli, considerada la primera pintora florentina de la historia, moría en su convento el 7 de mayo de 1588.


 Si quieres leer sobre ella


Encyclopedia of Women in the Renaissance: Italy, France, and England
Diana Maury Robin,Anne R. Larsen,Carole Levin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada