jueves, 31 de mayo de 2012

El nacimiento de la mayéutica, Fenaretes (Siglo V a.C.)

Sócrates, hijo de Fenaretes
Los nombres de los grandes filósofos de la Antigüedad han permanecido a lo largo de los siglos. Aristóteles, Platón o Sócrates han sido y serán referentes del pensamiento occidental. Este último, Sócrates, fue el creador de la mayéutica, un método filosófico que consistía en el diálogo para extraer del alma un conocimiento escondido, dormido. 

Este método tiene su origen en la palabra griega "maieutiké" que significa algo así como "arte de procrear". Es muy probable que el filósofo griego tomara esta analogía de su propia madre, Fenaretes, cuyo nombre, a su vez, significaba "dar a luz a la virtud". De Fenaretes solamente se sabe que era una comadrona. 

Sócrates, quien aparece en la obra de Platón Teeteto dialogando con éste, cita en varias ocasiones el oficio de las parteras, mujeres dignas, al fin y al cabo1. Para Sócrates, el nacimiento de la sabiduría, el despertar el saber del alma dormida, seguía un proceso similar a un parto: A los que me frecuentan les ocurre como a las parturientas: tienen dolores de parto2

Fenaretes quedó dormida en el olvido de la historia y de ella poco o nada sabemos. Pero es digna de recordar pues no sólo fue la madre de uno de los filósofos más importantes de la historia sino que es más que probable que inspirara a su propio hijo en la creación de su famoso método de investigación. 

Nota: Gracias a mi querida Profe de Griego por descubrirme la existencia de esta mujer. 


______

1. Teeteto, o sobre la ciencia, Platón. Pág. 85
2. Ídem. Pág. 89

2 comentarios:

  1. Mi querida Sandra, muchísimas gracias por esta dedicatoria que me has hecho con la entrada de la que debió de ser, sin duda alguna, una mujer excepcional, haciendo bueno el refrán castellano "El que ha los suyos se parece, honra merece"; si podemos juzgar a la madre por el hijo, la nota sería de matrícula de honor.
    Mil gracias, amiga mía, por este bello homenaje a Fenaretes y por la parte que me toca.
    Mil enormes bicos.

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS!!! Si, gracias a la madre de Sandra, gracias Sandra. Gracias a la Profe de griego, gracias a Feneretes... El orden del agradecimiento me sale así. Gracias a mis amigas matronas.
    Gracias por el precioso artículo que comparto/divulgo.
    Un abrazo.
    Rosa Millán García

    ResponderEliminar