viernes, 3 de junio de 2011

La princesa india, Pocahontas (1595-1617)

La historia que el capitán John Smith plasmó en sus memorias acerca de su estancia en Norteamérica dio a conocer al mundo a una joven india conocida como Pocahontas. Aunque la versión que hizo el capitán de su salvación a mano de la pequeña indígena es exagerada y probablemente llena de imaginación, lo cierto es que existió aquella muchacha que simboliza la relación entre los pueblos autóctonos y los colonos ingleses que durante el siglo XVII empezaron a asentarse en territorio americano.

Pequeña silenciosa
Matoaka era el verdadero nombre de Pocahontas, pseudónimo que significa “Pequeña silenciosa”. Nació en 1595 en el territorio donde poco tiempo después se formaría el estado norteamericano de Virginia. Era una de las muchas hijas de Powhatan, jefe indio de la confederación algonquina. El nombre y origen de su madre se desconocen pues era común en aquellas tribus que una vez la esposa había dado un descendiente al jefe tribal volvía con su familia.

Aunque se conoce poco más de su infancia, algunos historiadores creen que Pocahontas fue una de las hijas favoritas de Powhatan.

La llegada de los colonos
El 26 de abril de 1607 tres barcos con 105 colonos mandados allí por la Compañía de Londres, llegaban a las costas de la bahía de Chesapeake. Uno de ellos sería el legendario capitán John Smith. Aquel sería el inicio de Virginia, la primera colonia inglesa en Norteamérica. Buscando un lugar donde establecerse subieron un río, al que bautizaron como James, en honor a su Rey. En sus orillas, 40 km. arriba, fundaron una ciudad el 24 de mayo a la que bautizaron como Jamestown.1

La versión del capitán
Desde la llegada de colonos a aquellas tierras, los indígenas mantuvieron con ellos una relación más o menos cordial. Parece ser que la joven Pocahontas, que entonces no tenía más de 12 años, frecuentaba el fuerte de Jamestown donde hablaba con los recién llegados, entre ellos el capitán. La corta edad de la joven hace dudar de la versión romántica de una relación amorosa entre ellos al menos en los primeros años.

Pero John Smith escribió tiempo después la fantástica historia de su salvación gracias a Pocahontas y abrió el camino a la imaginación de muchos. Según Smith, la princesa india, lo salvó de la espada de su padre cuando éste se disponía a matarlo tras ser capturado por los hombres de su tribu. La versión de la captura parece más veraz que la participación de Smith en un ritual indígena. Al poco tiempo de asentarse en Virginia, los 105 colonos se vieron reducidos a 32. El hambre y las enfermedades estaban amenazando con extingir el primer asentamiento inglés por lo que el capitán no duó en sustraer alimentos a los indios para poder sobrevivir. No es extraño por tanto que al final fuera capturado por los hombres de Powhatan.

Muerte oficial
En 1609, el capitán John Smith regresaba a Inglaterra herido por una explosión de pólvora. Los pocos ingleses que quedaron en el fuerte inventaron la muerte de su capitán a manos de unos piratas. Pocahontas dio por muerto al capitán. Sólo años después descubriría la verdad.

Boda y secuestro
Un año despúes Pocahontas se casó con Kocoum, un guerrero indio, y marchó a vivir a la región de Potomac. Poco más se sabe de su primer matrimonio. Lo que se conoce es que al poco tiempo fue capturada por James Argall, un capitán que residía en Jamestown y que la utilizó para hacer tratos con su padre. Powhatan y los ingleses no llegaron a un pronto acuerdo, por lo que el secuestro de Pocahontas en un asentamiento llamado Henricus se alargó durante varios años.

Boda y conversión
Durante su estancia en Henricus, Pocahontas conoció a John Rolfe. Rolfe era un colono que se hizo famoso por conseguir en 1612 injertar una cepa de tabaco nativo con otra traída de las Antillas. El resultado fue el nuevo tabaco de Virginia que se cultivó en grandes cantidades. Su alta producción y exportación a Inglaterra salvaría la existencia de la nueva colonia.

John Rolfe, un hombre viudo y piadoso, se enamoró de Pocahontas nada más conocerla. Sus creencias religiosas atormentaban a John temiendo ser condenado por haberse enamorado de una mujer pagana. Pero el bautismo y posterior boca católica con Pocahontas solucionó la situación. A partir de ese momento, la joven indígena sería conocida como Rebecca Rolfe. La nueva pareja vivió durante unos años en la próspera plantación de tabaco y tuvieron un hijo en 1615 al que llamaron Thomas.

Reencuentro con el capitán
En 1616 John y Rebecca viajaron con su hijo a Inglaterra. Nada más desembarcar en Plymoth Rebecca conoció el verdadero destino de John Smith. En Londres tuvieron un breve reencuentro en el que muy posiblemente ella le recriminó la farsa de su muerte. Nunca más se volvieron a ver.

Cuando la familia Rolfe se disponía a volver a Virginia, Rebecca enfermó de neumonía o tuberculosis. Su marido, consciente de que no sobreviviría al viaje, decició permanecer en Inglaterra.

Rebecca Rolfe, la legendaria Pocahontas moría en 1617; tenía 22 años. El capitán que la hizo inmortal moría solo, 14 años despúes.

Pocahontas descansa para siempre en Gravesend, Inglaterra.

______

1. Historia universal, América. VVAA. Historia 16. Pág. 340

 Si quieres leer sobre ella

Pocahontas, Sabina Colloredo
Género: Novela

6 comentarios:

  1. Me parece una historia interesante al margen de la película de dibujos animados

    ResponderEliminar
  2. Licenciosa? O silenciosa? Hay mucha diferencia, favor revisar y corregir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón Jenni. Un gazapo muy feo. Muchas gracias por avisarme.

      Eliminar
  3. La historia de Pocahontas me ha gustado mucho. Conozco las dos películas de Disney sobre Pocahontas y me han encantado.
    Con Pocahontas me viene a la memoria la historia de una nativa norteamericana convertida al catolicismo y que hoy es reconocida como santa por la Iglesia Católica: Santa Kateri Tekakwitha. Creo que le va a interesar investigar la historia de esa mujer. Era hija de un guerrero de la tribu mohawk y de una india algonquina convertida al cristianismo. Cuando era muy pequeña sus padres y su hermano murieron por una epidemia de viruela que la marcó de por vida. Se educó en la fe pagana de su tribu hasta que conoció a unos misioneros jesuitas que le hablaron más de Cristo y la animaron a bautizarse. Por su deseo de conversión al catolicismo Santa Kateri tuvo que sufrir el rechazo de los suyos hasta el punto de tener que escapar hasta un asentamiento francés en lo que hoy sería Cánada. Allí vivió hasta su muerte.
    Estoy convencido de que esa historia la va a emocionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por la recomendación. Me la apunto!

      Eliminar
  4. Muuuy interesante :D
    me ha fascinado esta historia, pero la pagina en general esta increíble.Felicidades por tu trabajo Sandra Ferrer, muy linda pagina, al igual que tu estoy enamorada de la historia

    ResponderEliminar