miércoles, 16 de febrero de 2011

Amante del Rey Sabio, Doña Mayor Guillén (1211-1262)

Doña Mayor Guillén fue una de las muchas amantes que el rey Alfonso X el Sabio tuvo a lo largo de su vida. A pesar de dejar grandes obras jurídicas y literarias en las que plasmó una rígida normativa acerca del amor y las mujeres, Alfonso X disfrutó del amor de muchas damas a lo largo de su vida. Doña Mayor destaca entre todas ellas por ser la madre de una de sus hijas predilectas, Beatriz de Castilla.

Amor en la corte
Doña Mayor pertenecía a una de las principales familias aristocráticas del siglo XIII en Castilla, los Guzmán. Su padre, Don Guillén Pérez de Guzmán, fue adelantado mayor de Andalucía, y su hermano Pedro de Guzmán, adelantado mayor de Castilla. Los Guzmán vivían en la corte de Fernando III, padre de Alfonso X. No es de extrañar pues, que el futuro rey sabio quedara pronto prendado de la belleza de la joven aristócrata.

Los amoríos entre Doña Mayor y el príncipe heredero no pasarían de eso, de una relación entre amantes; al tiempo que estaban juntos, Fernando III cerraba el compromiso matrimonial entre su hijo y Violante de Aragón, hija de Jaime I,quien en 1243 era todavía una niña. A pesar de pertenecer a la alta nobleza castellana, Doña Mayor no ofrecía los beneficios estratégicos que suponía una alianza con el reino de Aragón. Pero dado que el matrimonio con la niña aragonesa se tuvo que posponer hasta 1249, Alfonso continuó su relación con Doña Mayor.

De hija bastarda a princesa de Portugal
En 1244 nacía Beatriz, quien, a pesar de ser bastarda, fue una de las hijas favoritas de Alfonso. No sólo la elevó al rango de princesa, sino que, en 1253, la casó con Alfonso III de Portugal.

Haz lo que yo escribo
Las Siete Partidas recogen las normas y leyes más importantes del siglo XIII. En ellas, Alfonso X mandó redactar, entre otras temáticas, una rigurosa legislación acerca de las mujeres. Pero en aquel tiempo era común que personas de alto rango no cumplieran con los dictados destinados al resto de la población. A pesar de castigar el adulterio, Alfonso X no tuvo problemas en rodearse de amantes antes y después de su matrimonio.

Doña Mayor Guillén fue una de los más destacados amores del Rey Sabio que supo aceptar su condición de amante y retirarse a sus dominios donados por Alfonso X. Murió en 1262 y fue enterrada en el convento de Santa Clara que ella misma fundó en Alcocer.

 Si quieres leer sobre ella

Velos y desvelos. Cristianas, musulmanas y judías en la España medieval. María Jesús Fuente
Género: Ensayo
Es esta maravillosa obra se recoge la vida de mujeres destacadas de las tres religiones que vivieron en los largos siglos medievales en el solar hispano. Además de sus biografías, hace una perfecta descripción de las mujeres de aquella época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada